Inicio Mundo Estados Unidos El alejamiento de Turquía de la OTAN, doloroso y complicado

El alejamiento de Turquía de la OTAN, doloroso y complicado

130
0
Compartir

La nueva escalada en la crisis entre Ankara y Berlín por la detención de seis activistas de derechos humanos en la isla turca de Buyukada se puede considerar como un paso concreto hacia una confrontación, sostuvo el contralmirante retirado turco Soner Polat en conversación con Sputnik.

Por su parte, el ministro de Exteriores teutón, Sigmar Gabriel, tras el incidente declaró que es posible que vengan tiempos difíciles para Turquía en el campo de las relaciones comerciales y turísticas. Sin embargo, puede que la hostilidad afecte no solo las relaciones económicas, sino también las relaciones entre los dos países en general, supone el contraalmirante.

Según Polat, la fuerte reacción de Berlín se debe a los intentos del país otomano de alejarse de la OTAN.

“Ankara se acerca cada vez más hacia Eurasia. Es un proceso doloroso. Es ingenuo pensar que Turquía, que es miembro de la OTAN desde 1952, pueda alejarse de la alianza de manera fácil e indolora. Las declaraciones hechas por Alemania inevitablemente tendrán una influencia sobre la posición del país otomano en la OTAN”, manifestó.

La postura inamistosa de los países occidentales respecto a Ankara hace que el proceso de alejamiento sea aún más duro, opinó Polat, al tiempo que explicó que actualmente los países occidentales tienen una mala relación con Turquía. Según el entrevistado, esta tendencia aumentó después de la intentona golpista que tuvo lugar en Turquía el 15 de julio de 2016.

“La enemistad con Turquía se disfraza como una oposición al Partido de la Justicia y el Desarrollo —partido gobernante— y al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. La meta principal es la misma Turquía, pero siempre tratan de presentar a Erdogan como el responsable”, declaró Polat.

El militar otomano señaló que Turquía también es un país euroasiático, por lo cual debe actuar de manera equilibrada. Asimismo, Polat advirtió que en caso de que las relaciones entre Alemania y Turquía se fracturen aún más, Berlín sufrirá daños económicos considerables, por lo que Alemania debe tomar pasos racionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here