Compartir

Más de 600.000 sirios regresaron este año a sus casas después de convertirse en desplazados internos y refugiados por el conflicto, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), citada por Prensa Latina.

Según esa agencia especializada de las Naciones Unidas, el 84 por ciento de esas personas estaban desplazadas dentro de la propia Siria, mientras que el resto retornaron a su patria procedentes de Turquía, Líbano, Jordania e Iraq.

La mayoría de los que llegaron de Turquía y Jordania lo hicieron a las provincias de Alepo y Al Hasakah, precisó.

Siria sufre desde marzo de 2011 un grave conflicto, motivado por el interés de Occidente y sus aliados regionales en imponerle un cambio de régimen, con saldo de cientos de miles de muertos y millones de desplazados.

En los últimos meses, las tropas sirias con el apoyo de la aviación rusa y de milicias aliadas han logrado propinar importantes golpes a los grupos terroristas que ocuparon partes del país, entre ellos el EI y el Frente Al Nusra.

De acuerdo con la OIM, el 27 por ciento de las personas que regresaron a sus hogares, argumentaron la necesidad de proteger sus bienes, mientras 25 por ciento destacó las mejores situaciones de seguridad y económicas imperantes en sus zonas de origen.

Respecto a las provincias a las que más sirios han retornado este año, la entidad mencionó a Alepo, con cerca del 67 por ciento (405.000), seguida de Hama (75.000) y Ar Raqqa (45.000).

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here