Inicio Artículos Los niños y adolescentes distinguen a las elecciones en Cuba Los niños...

Los niños y adolescentes distinguen a las elecciones en Cuba Los niños y adolescentes distinguen a las elecciones en Cuba

210
0
Compartir

Las Tunas.- Las elecciones en Cuba son diferentes por muchos motivos, especialmente porque es el pueblo el que nomina a sus candidatos, porque ni el Partido Comunista de Cuba ni las organizaciones de masas postulan a sus representantes y porque las personas concurren a los colegios electorales por su propio derecho.

Pero, entre tantos aspectos que nos distinguen ante el resto del mundo hay uno que encierra el simbolismo de la Revolución Cubana, la confianza en las nuevas generaciones, la seguridad ciudadana y el regocijo de la mayoría por ser parte del futuro que construimos, mediante su voto en los sufragios.

Se trata de la participación de los pioneros en la custodia de las urnas, con sus impecables uniformes blancos, rojos y amarillos, con una sonrisa a flor de labios; pero, parados en posición firme y listos para expresar la realización del acto con una sola palabra que, sin ensayarla, se dice al unísono: «Votó».

En ese sentido, el archipiélago cubano es único en el mundo. En América Latina, en Asia, en África, en la culta Europa y hasta en el gran imperio del norte, los días de comicios se multiplican los uniformados en las calles para evitar manifestaciones, sabotajes, atentados a los candidatos y el robo de las boletas, que, como se sabe, también ha ocurrido.

La Mayor de las Antillas no vive eso en sus sufragios parciales o generales porque desde varias semanas antes, los niños y adolescentes reclaman por su voluntad, participar en el evento. Y bien lo saben los padres, abuelos, tíos, maestros, vecinos y las autoridades electorales de cada circunscripción.

María Karla y su amiga Laura, cuidando las urnas.

Ellos están ahí, de pie, durante horas y se rotan con mayor o menor frecuencia, aunque también se organizan para llevar las boletas a las viviendas de aquellos electores imposibilitados de llegar al colegio por enfermedad o vejez avanzada como una excelente muestra de respeto a ellos y de la sencillez del sistema político cubano.

Los pioneros participan en las elecciones desde el lejano año de 1976 y con el paso del tiempo se perfeccionó su actuar pues hasta asesoran a los electores sobre cómo efectuar el voto y cómo se deposita la boleta en la urna.

Su labor es reconocida por todos en los diferentes procesos eleccionarios que ha vivido la Patria. Así lo hizo siempre el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien, cada vez que ejercía su derecho al voto, tenía una frase de agradecimiento, un gesto de cariño, unas palabras motivadoras para los niños y adolescentes.

La participación de las nuevas generaciones en las elecciones es un hecho y no se limita al propio día 22 de octubre de 2017, cuando se desarrolle la selección de los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Ya una representación de la Federación Estudiantil Universitaria y de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media se prepara como colaboradores del proceso y estarán presentes en las asambleas de nominación, que comenzarán el 4 de septiembre. Con ellos, la historia de Cuba seguirá enriqueciéndose.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here