La gran victoria antiimperialista en Deir Ezzor (el Stalingrado del fascismo en Oriente Medio) y el empate in extremis de la selección siria de fútbol ante la de Irán, que clasifica a la primera para la repesca del Mundial de Rusia.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.