Inicio Asia Afganistán La llegada de Trump disparó el número de víctimas civiles en Afganistán

La llegada de Trump disparó el número de víctimas civiles en Afganistán

177
0
Compartir

Con la llegada de Donald Trump al poder, el número de ataques de la Fuerza Aérea estadounidenses en Afganistán ha aumentado dramáticamente y con ello la cantidad de víctimas civiles. Parlamentarios afganos compartieron con Sputnik su visión sobre esta situación.

La organización de investigación independiente The Bureau of Investigative Journalism, entre otras cosas, supervisa los ataques que la aviación de EEUU viene realizando en Afganistán desde 2015. En uno de sus últimos informes, la organización señala que, con la llegada al poder de Donald Trump, en enero de 2017, tuvo lugar un fuerte incremento en el número de bombardeos aéreos en ese país.

Según el documento, para septiembre de 2017 la Fuerza Aérea de EEUU ha infligido 2.349 ataques en Afganistán, contra los 1.072 que sumaron en todo 2016. Esto supone ya más del doble de los bombardeos que el año pasado y aún quedan otros cuatro meses de 2017 por sumar.

Estos índices se perciben también en la cantidad de víctimas civiles. Según la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés), en la primera mitad de 2017 el número de civiles fallecidos a causa de los bombardeos ha incrementado un 43% en comparación con el mismo período de 2016: 95 personas perdieron la vida y otras 137 recibieron heridas.

En su comentario a Sputnik, el presidente del Comité de Defensa del Parlamento de Afganistán, Mohammad Hashem Alokozai, comentó que el aumento de los ataques se realizó sin contar con la voluntad del pueblo y el Gobierno afgano. En su opinión, el incremento del número de ataques no favorece al mejoramiento de la situación en el país, sino, al contrario, la agudiza aún más.

“Durante los ataques aéreos que se realizan según la nueva estrategia de Trump, mueren civiles, incluyendo niños. Estas operaciones han sido la causa de un distanciamiento entre el pueblo y las autoridades. Si el gasto militar fuese empleado en el proceso de paz, existiese la posibilidad de que se estableciese la paz y la seguridad en el país”, compartió el parlamentario.

Mohammad Hashem Alokozai no ve ninguna perspectiva de cambio. Por desgracia, sostuvo, el presidente de Afganistán, en vez de ocuparse de los damnificados y fallecidos e investigar a los culpables, prefiere no entrometerse para no molestar a EEUU y otras organizaciones internacionales.

El general Nazife Zaki, también diputado del Parlamento afgano, señaló que el principal factor que favorece las consecuencias negativas de los ataques aéreos estadounidenses es la falta de coordinación con las fuerzas afganas de seguridad y defensa.

“Nuestros enemigos usan a mujeres y niños como escudos humanos. Es así como las fuerzas aéreas extranjeras, lanzando bombas sobre lo hogares, matan a civiles. Hasta hoy, las operaciones aéreas estadounidenses en Afganistán no han sido efectivas, en la mayoría de los casos han causado víctimas entre civiles y soldados afganos”.

Dado que EEUU es una de las superpotencias mundiales, nadie se quejará del derramamiento de sangre inocente, se lamentó Nazife Zaki. Las protestas de los afganos no tienen algún tipo de influencia ni en el Gobierno, ni en las organizaciones públicas, ni en los medios de comunicación. La comunidad internacional, así como los países amigos de Afganistán, deberían exigir que los autores de estas tragedias sean castigados para que estos crímenes no se repitan, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here