Inicio Mundo Estados Unidos Rusia acusa a EEUU de iniciar una ofensiva terrorista en Siria

Rusia acusa a EEUU de iniciar una ofensiva terrorista en Siria

156
0
Compartir
Integrantes del grupo terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), vinculado a Al-Qaeda, en Idlib, oeste del territorio sirio.

El ministro de Defensa de Rusia asegura que la reciente ofensiva terrorista en Idlib fue iniciada por los servicios secretos de EE.UU.

El jefe del principal mando operativo del Estado mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Serguéi Rudskoi, ha acusado este miércoles a los servicios secretos de Estados Unidos de haber dado comienzo a la operación terrorista lanzada en las provincias de Idlib y Hama (oeste de Siria).

Según el alto mando ruso, los servicios secretos de Estados Unidos coordinaron con los llamados rebeldes moderados y los integrantes del grupo terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), vinculado a Al-Qaeda, para de este modo obligar al Ejército sirio a reubicar sus recursos y tropas desde el frente de Deir Ezzor (este) a las zonas de batalla en Hama e Idlib y de este modo obstaculizar sus avances frente a la banda extremista EIIL (Daesh, en árabe) en el este de Siria.

Otro de los objetivos de los estadounidenses, según Rudskoi, era mantener ocupadas a las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Idlib y Hama para de este modo impedir que apoyen a las fuerzas sirias en las ofensivas en Deir Ezzor contra Daesh, en especial en las zonas orientales del río Éufrates, donde las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), apoyadas por EE.UU., y las fuerzas sirias compiten por tomar el control de las zonas ocupadas por los terroristas.

Durante los combates en Idlib y Hama, el alto mando militar ruso ha informado que tres militares rusos han resultado heridos y que tras varias horas de combate contra los terroristas y los grupos armados, fueron evacuados por las fuerzas especiales de Rusia (Spetsnaz) y las fuerzas especiales del Ejército de Siria.

La ofensiva terrorista ya ha sido detenida dado que los atacantes han sufrido grandes pérdidas —de al menos 850 de sus combatientes— mientras que han perdido todas las zonas que habían conseguido capturar durante las primeras horas del ataque.

No obstante las fuerzas rusas, según asegura Rudskoi, seguirán bombardeando las posiciones de los grupos armados y terroristas en las frentes de Idlib y Hama para impedir que vuelvan a poder lanzar nuevos ataques masivos por un prolongado tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here