Inicio Artículos El rap se sienta en el banquillo de la Audiencia Nacional

El rap se sienta en el banquillo de la Audiencia Nacional

119
0
Compartir

Grup de Suport Elgio

[…] La libertad de expresión es decir lo que aquella minoría que posee el poder no quiere escuchar. Son estos mismos que no quieren escucharlo, los que nos han privado de hablar y difundir ideas en libertad.

A día de hoy, nuestro compañero Elgio -Alex Nicolaev- se enfrenta a la crueldad de intentar subvertir esta realidad, del mismo modo que lo hacen 11 miembros del colectivo de rap del que formaba parte, La Insurgencia.

Las consecuencias de intentar hacer uso de un derecho legítimo que no poseemos: 2 años y un día por cantar, también 4.800 euros de multa y 9 años de inhabilitación.

Esta es la pena que pide la fiscalía de la Audiencia Nacional acusándolos de enaltecimiento del terrorismo, esta es la injusticia por la que han sido citados los días 2 y 3 de noviembre en Madrid para declarar, o como dice nuestro compañero “para que sigan aplastando nuestros derechos y libertades”.

Sin embargo no se persigue y reprime cualquier tipo de expresión. La Audiencia Nacional y el resto de instituciones del Estado español -que son herederas del franquismo- aplacan y silencian toda aquella disidencia que intenta generar una alternativa o, simplemente, cuestiona su modelo de sociedad que sólo genera miseria para la clase trabajadora y que sustenta los privilegios de los enemigos del pueblo.

En cambio aquellos que enaltecen el racismo, el fascismo o el machismo lo hacen con total impunidad incluso con la complicidad del Estado. Hacer canciones de rap reivindicativo es tachado, por estas instituciones fascistas, como “enaltecimiento del terrorismo” -generando rechazo en la gente- porque temen la peligrosidad de que muchas más personas compartan estas ideas y quieran generar un cambio. Temen un pueblo que piense y que pierda el miedo. Es por ello que el Estado español fascista cae en el absurdo de encausar artistas, titiriteros, más de 20 raperos, a personas para hacer un tuit, y un largo etcétera, demostrando la más que evidente falta de separación de poderes y el temor de que la disidencia crezca.

El mismo estado que acumula cientos de presos políticos en sus cárceles; como los Jordis, defensores de la autodeterminación del pueblo catalán -presos por sentencia de Carmen Lamela, la misma jueza que lleva el caso de los jóvenes raperos-, pero también muchos otros: militantes de la Izquierda abertzale, anarquistas, militantes del PCE(r) o de la Izquierda Independentista. La existencia de presos políticos no es ni mucho menos algo nuevo que nazca del Proceso Soberanista.

Ante esta situación no nos queda más que tener claro que cuando privan de la libertad de expresión a una sola persona están privando de este derecho a todo el pueblo. Porque buscan que tengamos miedo de coger un lápiz, una cámara, un micro o de salir a manifestarnos, buscan que tengamos miedo a ser los siguientes en ser reprimidos. La defensa ante esta situación de opresión y de persecución de nuestros derechos y libertades es la organización antirepressiva, basada en la ternura de la solidaridad. Por eso pedimos a todas y todos aquellos que creen en la libertad de expresión y que tiene la voluntad de construir un mundo mejor que os suméis a esta lucha. En primera instancia difundamos y denunciemos los ataques del Estado español y de todos aquellos que temen perder su privilegios y en segundo lugar organizamos juntas la respuesta, que les salga muy caro reprimirnos y que teman seguir con su opresión.

Demostremos que somos muchas más que ellos y que les venceremos. Comparte este comunicado e imágenes en solidaridad con los jóvenes raperos bajo el hashtag #2AñosY1DíaPorCantar como muestra de que sabemos que este es un ataque a los derechos y libertades de todas y todos y que exigimos la absolución de los encausados y la amnistía de todos los presos políticos. ¡Si nos tocan a una nos tocan a todas!

http://latraka.es/dos-anos-y-un-dia-por-cantar-4-800-euros-de-multa-y-9-anos-de-inhabilitacion/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here