Inicio España El PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la...

El PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la UE el cese de sus actuaciones injerencistas y belicistas

95
0
Compartir

Secretaria de Internacional / 17 nov 17

Comunicado del Partido Comunista de España en rechazo al REGLAMENTO (UE) 2017/2063 de 13 de noviembre de 2017, relativo a medidas restrictivas habida cuenta de la situación en Venezuela, emitido por el Consejo de la UE.

El Partido Comunista de España manifiesta su absoluta repulsa a las medidas sancionadoras acordadas por el Consejo de la Unión Europea contra la República Bolivariana de Venezuela, mediante su Reglamento (UE) 2017/2063 de 13 de noviembre de 2017.

Esta decisión del Consejo de la UE esclarece, una vez más, la política injerencista de la Unión que se fundamenta exclusivamente en la consecución de sus intereses económicos y geopolíticos, siervos del gobierno de los Estados Unidos y su presidente Donald Trump. Para ello, la Unión Europea no duda en quebrantar el Derecho Internacional, la Carta de Naciones Unidas o el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos, dejando claro que poco le importa la legalidad internacional vigente.

Tras la celebración de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente y unas elecciones regionales democráticas y legítimas, en las que el pueblo otorgó su confianza nuevamente al Gobierno bolivariano, la Unión Europea no ha cesado en sus amenazas y presiones políticas y económicas tanto al pueblo venezolano, como a los propios Estados miembros de la Unión.

El PCE denuncia la falta de argumentación jurídica en este proceso y rechaza el juicio sumarísimo al que ha sido sometido el pueblo venezolano por el Consejo de la UE, reflejado hoy en el Reglamento (UE) 2017/2063 de 13 de noviembre de 2017, que ningún momento ha tenido en cuenta la democrática voluntad popular.

En la redacción del texto se cita que se habrán de respetar los derechos humanos, el Derecho de tutela efectiva y a un juez imparcial, para automáticamente ultrajarlos negando el Derecho de defensa del pueblo venezolano y ejecutando lo acordado, sin ni siquiera oír a los representantes diplomáticos, a sus Cancilleres o el presidente de la República venezolana.

Ante la reactivación de la Mesa de Diálogo Nacional, en República Dominicana, anunciada, tanto por el Ejecutivo Nacional, como por la oposición venezolana, la Unión Europea aumenta las presiones para conseguir reforzar a la fracasada alianza de la MUD, que no es otra cosa que la representación títere y servilista de los intereses de la UE y EEUU.

El PCE denuncia que estás medidas, entre las que se enumeran negar el acceso a cascos o escudos antidisturbios a los cuerpos de seguridad del Estado venezolano, suponen vilipendiar efectivamente la paz y la concordia del país. Máxime cuando se conoce sobradamente que varios miembros de la oposición fueron los autores y hostigadores de un verdadero intento de golpe de Estado, que sólo llevo muertes y derramamientos de sangre al pueblo venezolano.

El PCE manifiesta su repulsa al apoyo tanto económico, como político que la Unión Europea está otorgando a personas que están siendo juzgadas, incluso por crímenes de lesa humanidad. Personas que han demostrado que poco les importa la democracia y el bienestar de su pueblo, y que han sido capaces de utilizar y poner en peligro a cientos de menores de edad entregándoles armas o de quemar vivas a más de cuarenta personas.

Es indignante que la Unión Europea colabore con delincuentes de este calado y accione la política del bloqueo europeo a Venezuela aduciendo motivos de paz y humanitarios. Mientras la UE cínicamente, mira hacia otro lado y mantiene la venta de armas y equipos militares a regímenes dictatoriales como el de Arabia Saudí, que están detrás de los conflictos bélicos que asolan y masacran todo Oriente Medio.

El PCE exige a la Unión Europea el cese de sus actuaciones injerencistas y se desmarque de la agenda belicista e intervencionista del gobierno Estadounidense, que responde únicamente al deseo del capitalismo de controlar materias primas como el petróleo venezolano, de anular la voluntad democrática y la soberanía popular. Para ello, impone su política imperialista, como ha venido haciendo históricamente en todos los países y gobiernos de América Latina.

Por último, el Partido Comunista de España manifiesta su total y absoluto apoyo al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela en su lucha por garantizar socialismo, el mantenimiento de la paz, el diálogo y la soberanía nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here