Inicio España Ha muerto la presa política Belén González Pañalva enferma en el hospital

Ha muerto la presa política Belén González Pañalva enferma en el hospital

170
0
Compartir

Esta noche ha fallecido en el Hospital de Donostia la presa política vasca Belén González Peñalva. Llevaba 8 años en situación de “prisión atenuada”, desde que tras ser operada de un cáncer en la cárcel de A Lama (Pontevedra-Galiza), determinaran que su enfermedad era irreversible.

El Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión desea hacer llegar sus condolencias a la familia de Belén y expresar su tristeza por esta noticia.

Por otra parte, nuestro movimiento quiere ensalzar el recorrido militante de Belén. Desde muy joven ofreció su vida a la lucha por la libertad de Euskal Herria y, también estando en prisión, ha sido un ejemplo de dignidad. Finalmente, Belén ha muerto estando presa, ya que aunque le habían aplicado la prisión atenuada, esta medida la mantenía controlada durante 24 horas al día por medio de una pulsera telemática. Cuando ha fallecido, Belén aún llevaba la pulsera puesta.

En un día como el de hoy no podemos olvidarnos de la situación en la que se encuentran lxs presxs políticxs enfermxs, y muy especialmente de la de Ibon Iparragirre. Ibon se encuentra al borde de la muerte y, a pesar de todo, el juez fascista José Luis Castro Antonio está retrasando su vuelta a casa bajo la excusa de que necesita nuevos informes médicos, aún sabiendo que ese tiempo puede ser decisivo a la hora de salvar la vida de Ibon.

Más que venganza, lo que el estado español está haciendo con lxs presxs políticxs vascxs es un chantaje. En julio fue Aitzol Gogorza quien denunció que le habían ofrecido acogerse a la “Vía Nanclares”, dejando al descubierto que están llevando a cabo el perverso juego del “arrepiéntete o muere”.

El Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere hacer un nuevo llamamiento a la lucha. Ante estos casos no es suficiente buscar la compresión humana de la sociedad, sino que debemos sacar de su comodidad burguesa al pueblo de Euskal Herria. Necesitamos convertir las calles en un hervidero si queremos que estxs militantes enfermxs vuelvan a casa vivxs. Lo conseguiremos mediante la organización y la lucha.

Agur eta ohore, Belen!

En Euskal Herria, a 16 de noviembre de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here