El jefe de la delegación de Damasco en las conversaciones de Ginebra, Bashar Yaafari, criticó a la oposición siria por haber aceptado la así llamada Declaración de Riad II antes de las conversaciones de Ginebra. Esta declaración incluye la renuncia del presidente sirio Bashar al Assad al inicio de un proceso político. Para Damasco, la Declaración de Riad II significa el regreso al punto de partida y va contra la realidad tras las numerosas victorias del Ejército sirio.

En la octava ronda de conversaciones de paz, Yaafari describió la declaración como “chantaje al proceso de Ginebra” y dijo que ”quienes redactaron el comunicado de Riad son los que sabotearon esta ronda de conversaciones”.

Él advirtió que su equipo no mantendría ningún diálogo con los opositores mientras estos se mantengan en el ámbito de la Declaración de Riad II, que incluye la retirada del presidente sirio. “El gobierno sirio no recibe dictados de nadie, incluidos sus aliados en la lucha contra el terrorismo”, agregó.

En una entrevista otorgada al canal RTS, Staffan de Mistura, el enviado de la ONU para Siria, pidió al presidente ruso que presione a las autoridades sirias de aceptar una nueva Constitución y nuevas elecciones para establecer la paz en Siria.

Bashar al Yaafari reaccionó a las palabras del enviado de la ONU, diciendo que la apelación al presidente ruso fue un error que desacredita su papel como mediador y lo acusó de obstruir las conversaciones de Ginebra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.