Miguel Alonso

El 25 de diciembre de 1978, después de meses de criminales hostigamientos y provocaciones en la frontera, los expansionistas vietnamitas, junto a una camarilla de traidores contra-revolucionarios, atacaron e invadieron Kampuchea Democrática.

Aunque el Ejercito Revolucionario de Kampuchea se enfrento heroicamente a los invasores, la superioridad tanto numérica como armamentística de Vietnam permitió a los invasores ocupar la capital Khmer el 7 de enero, instalado un régimen títere bajo la dirección del renegado Hemg Samrin.

Las unidades militares, mandos del gobierno, del partido y del estado de Kampuchea Democrática, bajo la dirección del camarada Pol Pot, se retiraron hacia el interior del país y sin dejar de combatir en ningún momento a los invasores iniciaron una guerra popular prolongada que duraría hasta 1999.

La revolución en Kampuchea Democrática fue demonizada por los invasores vietnamitas y sus jefes, los revisionistas soviéticos, volcaron todos sus medios de propaganda para desprestigiarla y con la colaboración de los norteamericanos y franceses tejieron un manto de patrañas de la realidad de la vigorosa revolución que había en Kampuchea.

Al margen de los estados y partidos revisionistas, fueron muchas las personas que fueron engañadas por la campaña revisionista y que ignorando los hechos, invasión, resistencia prolongada, validaron este criminal ataque a un pequeño país que transitaba, luego de una cruenta guerra de liberación contra los imperialistas yankees, por medio de una revolución de Nueva Democracia, hacia el socialismo.

En condiciones muy difíciles el heroico pueblo de Kampuchea haciendo un gran trabajo de reconstrucción logro, en un tiempo record, garantizar las cosechas de arroz necesarias para la alimentación del pueblo, extendiendo la sanidad y la educación a todo el pueblo y sus comunas populares.

Todo esto fue destruido por los invasores vietnamitas y sus lacayos del régimen títere, que fue depuesto por los acuerdos de paz de la ONU en 1991, por un gobierno monárquico presidido por el príncipe Sihanouk.

Hoy, 39 años despues, Kampuchea es un país colonizado por los expansionistas vietnamitas, con uno de los índices de pobrezas de Asia*, convertida en un burdel para pedófilos occidentales, mientras las multinacionales saquean impunemente sus riquezas naturales.

Hoy son muchos en Kampuchea los que añoran los heroicos días donde el pueblo Khmer se puso en pie para barrer a los imperialistas, explotadores y señores feudales, tomando en sus manos el destino.

¡Honor y Gloria a Kampuchea Democrática!
¡Honor y Gloria al Camarada Pol Pot!
¡Honor y Gloria al Partido Comunista de Kampuchea!

Notas:
*https://www.datosmacro.com/paises/camboya

2 COMENTARIOS

  1. ESTE ARTICULO O PANFLETO O PANFLETILLO ES UNA MIERDA ES MUY MALO ES UNA PUTA MIERDA POL -POT ASESINO A CIENTOS DE MILES A LOS MEJORES COMUNISTAS Y SE ASESINABA A CIENTOS POR LLEVAR GAFAS O SIN JUSTIFICACION NINGUNA SER AGENTE DE VIETNAM ES UNA VERGUENZA QUE SE PUBLIQUE ESTE ARTICULO LEVARIA AL ESCRITORZUELO A UNA CARCEL CAMBOYANA Y A VIVIR CON POL POT VIETNAM HEROICO LES LIBERO DE UN GENOCIDIO POL POT FUE RECHAZADO HASTA POR LOS DE SU PARTIDO ERA BUDISTA Y ERA UN CRIMINAL MILES O TAL VEZ MILLONES ASESINADOS ADEMAS AL FINAL LES DIO DINERO LA CIA FUE UN ASQUEROSO NACIONALISTA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.