La representación de Irán ante las Naciones Unidas condena las declaraciones ‎antiiraníes de la embajadora de EE.UU., Nikki Haley, y las califica de ‘vomitivas ‎lágrimas de cocodrilo’, asegurando que la nación persa jamás permitirá injerencias ‎extranjeras.‎

“El ‘show’ representado por la embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solo es una muestra de vomitivas lágrimas de cocodrilo”, ha indicado este martes la representación iraní.

La delegación iraní, en un comunicado emitido en respuesta a la propuesta de Haley para celebrar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) por las protestas en Irán, condena con contundencia tal iniciativa.

“La República Islámica de Irán condena tajantemente las declaraciones injerencistas de la embajadora y de otras autoridades de EE.UU. en apoyo a la violencia y los disturbios”, precisa la representación diplomática de Irán.

“Las amenazas y los comentarios absurdos” de la funcionaria estadounidense ante la ONU implican un abierto apoyo a sembrar la violencia y el caos en el país persa.

Estos argumentos, señala, buscan correr un tupido velo sobre las políticas fracasadas de la Administración de Washington y de sus aliados en la región del Oriente Medio y, además, vengarse del valiente y digno pueblo de Irán.

“El pueblo de Irán jamás permitirá que la violencia y la destrucción orquestadas desde el extranjero acaben con sus derechos legítimos y sus logros históricos”, dice la delegación, e insiste en que la seguridad de Irán depende directa y exclusivamente de su pueblo.

Al final indica que los iraníes no olvidarán los crímenes de Estados Unidos y de sus aliados en su contra.

Los esfuerzos de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, y sus aliados para reconducir las recientes protestas en Irán hacia sus propios intereses han sido ridiculizados en su mismo país.

Ridiculizan, por absurdo, el apoyo de Donald Trump a las protestas de carácter económico en Irán

La exembajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas Samantha Power ironizó el lunes sobre ‎el doble rasero que la actual Administración estadounidense de Donald Trump aplica ‎a la nación iraní: os apoyamos, pero no os dejamos viajar a EE.UU. ‎

Tampoco Rusia ha podido evitar el sarcasmo. De hecho, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, en relación al llamado de EE.UU. a una sesión urgente del CSNU sobre las protestas en Irán, recuerda las protestas en EE.UU. y la brutal represión por parte de las fuerzas estadounidenses de los manifestantes.

“No hay dudas de que la delegación de EE.UU, tiene qué contar al mundo, Nikki Haley podría compartir la experiencia norteamericana dispersando manifestaciones de protestas, contar los detalles sobre cómo se efectuaban arrestos masivos y se reprimía el movimiento Occupy Wall Street o cómo se ‘defendía’ Ferguson”, escribió en Facebook Zajarova.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.