El Gobierno español del neofascista Mariano Rajoy inició este miércoles, 3 de enero, la deportación masiva de decenas de refugiados que tenían mes y medio retenidos ilegalmente en el Centro de Internamiento de Migrantes, en la ciudad española de Málaga, que permanece abierto de forma irregular mientras se instala la futura cárcel de Archidona.

Pese a que movimientos ciudadanos exigieron la paralización de las deportaciones de los migrantes, la mafia franquista aceleró la expulsión de los ciudadanos que permanecen desde el pasado 20 de noviembre de forma irregular y sin haber cometido ningún delito.

Se prevé que aún permanecen 300 refugiados en la futura cárcel de Archidona, donde se han denunciado situaciones irregulares ante las malas condiciones en las que se encuentra el lugar.

La última de ellas, fue la muerte de un hombre argelino de 36 quien fue encontrado ahorcado con un sábana en una celda que funciona como habitación. Esta situación hizo que la asociación Málaga Acoge solicitó la paralización de las deportaciones ante una posible expulsión de testigos del hecho.

Sin embargo, el régimen hizo caso omiso y aceleró el proceso para este miércoles trasladar a unos 40 refugiados a Argelia, a lo que alegan que deben inaugurar la prisión este mes por lo que necesitan desalojar el lugar.

Se prevé que actualmente hayan al menos 300 refugiados internados en el CIE, por lo que se estarán haciendo “tres viajes a la semana para que a finales de mes esté finalizado”, detalló el Ministerio de Interior del régimen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.