Irán

Comenzando con el tema iraní, Sayyed Nasralá indicó que las protestas comenzaron debido a problemas económicos, pero luego se politizaron debido a algunos disturbios que fueron resaltados por los medios y a las injerencias externas realizadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro sionista, Benyamin Netanyahu, y Arabia Saudí.

Sin embargo, aseguró que el gobierno iraní tiene el control de la situación y se está estudiando la aprobación de nuevas medidas en el tema económico, especialmente porque la República Islámica ha estado bajo asedio y sanciones desde su victoria.

Sayyed Nasralá hizo hincapié en el amplio apoyo público a la política exterior de Irán, específicamente en relación con Al Quds, al que los iraníes consideran como parte de su seguridad nacional.

En cuanto al compromiso militar de la República Islámica en Siria, Su Eminencia señaló que “cuando el tema sirio fue discutido en Irán en el pasado, el Líder Supremo de la Revolución Islámica, Imam Sayyed Ali Jamenei, enfatizó que si Irán no hubiera ofrecido su apoyo a Siria, la batalla habría llegado a las fronteras de Irán”.

“Lo que sea que haya sucedido no afectará al apoyo de Irán a la Resistencia. El pueblo iraní tiene fe en la Resistencia … y las esperanzas de Trump y Netanyahu se verán frustradas”, dijo Sayyed Nasralá al periodista libanés Sami Kleib, que realizó la entrevista.

Palestina, el enemigo sionista y la decisión de Trump

Con respecto a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump contra Palestina, Sayyed Nasralá declaró que “un acuerdo habría dado más tiempo a Israel, pero lo que sucedió es que Trump cortó cualquier camino para un acuerdo tan pronto como aprobó la medida de reconocer a Al Quds como capital israelí, lo cual es una cuestión fundamental para todos los musulmanes, cristianos y árabes”.

“El tema principal hoy es la intifada (levantamiento) dentro de Palestina y el apoyo requerido fuera de Palestina”, afirmó Sayyed Nasralá, agregando que “si algún país árabe ayudara a los palestinos tanto como lo hizo Irán, habría hecho una celebración cada vez que diera un cheque (apoyo ofrecido)”.

“Irán se enorgullece de cumplir con su deber al apoyar a las facciones palestinas”, dijo Sayyed Nasralá señalando que no existe ningún mediador financiero entre la República Islámica y la Resistencia palestina y que la relación entre ellos es directa”.

Resistencia

Sobre la Resistencia, Sayyed Nasralá explicó que “el eje de la resistencia no tiene la opción de entablar una guerra clásica contra el enemigo, sino que buscaría desgastarlo y aprovechar el tiempo. Nuestro objetivo es resistir, no entrar en una guerra, pero Trump y Netanyahu pueden empujar a la región hacia un conflicto, y el eje de resistencia siempre debe estar listo para eso … La guerra buscaría golpear el eje de Resistencia, y este eje debe convertir esta amenaza en una oportunidad”.

“Decenas de miles se unirán a nuestro lado en cualquier guerra y todo el eje se está preparando para transformar la amenaza en una oportunidad histórica que iría más allá de Galilea”, señaló Su Eminencia.

Sayyed Nasralá describió también los aspectos de cualquier enfrentamiento futuro con la entidad sionista.

“Agregaré al lema de “A Al Quds vamos … millones de mártires que seremos” que “Si Trump impulsa una guerra, ella será una oportunidad para liberar a Al Quds” … la Resistencia hoy es más fuerte que antes y Siria, a pesar de sus heridas, producirá resistencia …”

El secretario general de Hezbolá declaró además que “los pilares militares en el eje de la resistencia son Irán, Siria, Iraq, Palestina y Yemen”, y señaló que el líder del movimiento revolucionario Ansarulá de Yemen, Sayyed Abdul Malik al Huthi, le había enviado una carta en la que expresaba su disposición a enviar decenas de miles de combatientes, a pesar de la actual agresión saudí contra el empobrecido país árabe, en caso de agresión israelí contra el Líbano.

“Creemos que el enemigo israelí puede ser derrotado y uno de los logros más importantes para la Resistencia ha sido vencer al llamado “ejército invencible”, aseguró Su Eminencia.

Comparando al ejército de ocupación israelí con los terroristas takfiris, Sayyed Nasralá dijo que el Daesh “es mucho más duro”, subrayando que “quién fue capaz de derrotar al Daesh es capaz de vencer a Israel”.

“Luchar contra los takfiris es más difícil que combatir contra los israelíes, y podríamos haberlo derrotado (al Daesh) antes si no hubiera sido por el apoyo de EEUU”, indicó.

En este contexto, Sayyed Nasralá describió al soldado israelí como “cobarde”, señalando que no tiene la capacidad de luchar.

“Él (el soldado israelí) no podía dar un paso sin apoyo aéreo. El problema está dentro del soldado israelí, no con sus tanques y aviones …”

Paralelamente, Sayyed Nasralá rechazó firmemente cualquier acuerdo de paz con la entidad sionista.

“Hezbolá nunca hará las paces con Israel, ni reconocerá a esta entidad, incluso si todo el mundo lo hiciera”.

Por otro lado, él reveló que a pesar de que EEUU inscribió a Hezbolá en su lista de grupos terroristas, ha tratado constantemente de contactar con el partido de la resistencia.

“Después de 2001, alguien con ascendencia libanesa me entregó un mensaje del vicepresidente de EEUU. El mensaje incluía muchas tentaciones como eliminarnos de la lista negra, levantar el veto sobre nuestra participación en el gobierno (donde Hezbolá está representado de todas formas), ayudarnos a construir relaciones diplomáticas en todo el mundo, una suma de 2.000 millones de dólares y su aquiescencia a que conservásemos nuestras armas”, reveló Sayyed agregando que “para lograr todo esto teníamos que comprometernos a dos cosas: primero, a no disparar contra Israel y, segundo, a detener nuestro apoyo a los palestinos”.

Siria

Sayyed Nasralá, mientras tanto, hizo hincapié en que hay una gran victoria en Siria, pero no dijo que se tratara de la victoria final.

“Es un error decir que la guerra terminó en Siria. Sí, está en las etapas finales, pero no ha concluido”, señaló Sayyed Nasralá, que dijo esperar que la guerra finalice en uno o dos años.

Sobre las elecciones presidenciales en Siria, Sayyed Nasralá dijo que “la candidatura del presidente Bashar Al Assad está determinada desde hace mucho tiempo”.

Cuando se le preguntó si el partido libanés está planeando retirarse de Siria, Sayyed Nasralá dijo que esa decisión se tomará junto con los líderes sirios en el momento que corresponda.

En este contexto, Sayyed Nasralá elogió al presidente Assad, la firmeza del pueblo sirio y la valentía del Ejército sirio.
“Hemos pasado la experiencia de una guerra de guerrillas al Ejército sirio, que, por su parte, nos dio la experiencia de una guerra convencional”.

Por otro lado, él le dijo a Kleib que las cifras reportadas sobre el número de mártires de Hezbolá que han publicado algunos medios no son ciertas.

 

Traducido por: Yusuf Fernández

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.