El expresidente ecuatoriano Rafael Correa llegó el viernes a su país y empezó a dirigir en persona la campaña por el ‘No’ a la consulta popular, promovida por su sucesor Lenín Moreno, que busca entre otros asuntos, eliminar la reelección indefinida.

Correa, tal como lo anunció, regresó desde Bélgica, donde reside desde mediados de 2017, e inició su participación proselitista en su natal Guayaquil, la ciudad más poblada del país, donde sostuvo largas reuniones de coordinación con su “buró de campaña”.

“Venimos a defender lo ganado y venceremos”, dijo el exmandatario en sus primeras declaraciones desde la plataforma de un camión, acompañado de dirigentes de Alianza País (AP).

Fuentes cercanas al entorno de Correa anunciaron que por la noche, el expresidente acudirá a un barrio del suburbio de Guayaquil, uno de los sectores más pobres de la ciudad, para una campaña de “puerta a puerta”.

La idea, agregaron, es “recuperar los orígenes” de AP, el movimiento político que fundó Correa y que le llevó al poder en 2007, cuando tenía como vicepresidente a Moreno.

Sin embargo, Correa y Moreno se han enzarzado en un dura pugna política y verbal, se disputan también el control del grupo político, dividido en dos, entre morenistas y correístas.

Y es que la consulta popular de Moreno disgusta a Correa porque cree que es una maniobra de su sucesor para dejar atrás la ideología de izquierdas y, de paso, evitar que Correa regresar al Palacio de Carondelet en 2021.

La consulta popular se celebrará el próximo 4 de febrero y la campaña, que comenzó el pasado jueves, se extenderá por un mes con la participación de cuarenta organizaciones políticas y sociales, la mayoría de ellas a favor del ‘sí’ y sólo cuatro por el ‘no’.

Algunos analistas estiman que la llegada de Correa para liderar la campaña por el ‘no’ cambia el escenario político y genera preocupación en los sectores conservadores que impulsan la consulta, debido a su popularidad y a sus capacidades para hacer campaña.

Unos trece millones de electores están facultados para participar en la consulta popular del próximo 4 de febrero en Ecuador, donde el voto es obligatorio para los mayores de 18 años y facultativo para los menores de entre 16 y 18 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.