Compartir

El representante permanente de Teherán ante la ONU, Gholam Ali Khoshroo, recordó a los miembros del Consejo de Seguridad “la larga historia” de injerencia de Washington en los asuntos internos del país persa.

“Sería una negligencia que yo no recuerde —a los que se les ha olvidado— la larga historia de injerencia de EEUU en los asuntos internos de Irán”, declaró Khoshroo en la sesión del Consejo convocada para el 5 de enero a petición de Washington.

Khoshroo recordó que “la injerencia en el rumbo de la democratización” de Irán comenzó en 1953, cuando se realizó “un golpe planeado por EEUU contra el primer ministro legítimo” del país persa. Se trata del derrocamiento de Mohammad Mosaddeq, conocido en los archivos de la CIA como operación Ajax.

“Desde aquel entonces, EEUU apoyó las intentonas de golpes militares y sabotaje en Irán, impusieron varias sanciones unilaterales ilegales y antihumanitarias contra los iraníes”, sostuvo Khoshroo.

El diplomático persa calificó de abuso de poder la decisión de EEUU, miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, de convocar una sesión para discutir las protestas contra el Gobierno de Irán.

Las multitudinarias manifestaciones que comenzaron en Irán el 28 de diciembre y que se extendieron a las grandes ciudades del país, entre ellas Teherán, Mashhad, Isfahán y Rasht, se han saldado con al menos 20 muertos.

Los manifestantes están protestando contra el desempleo, la pobreza y el aumento del costo de vida.
Rusia considera inadmisible cualquier injerencia externa en los asuntos internos de Irán. Teherán, a su vez, ha acusado en varias ocasiones a las potencias externas de estar detrás de las protestas en el país o como mínimo de aprovecharlas para favorecer su propia agenda antiraní.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here