Washington tenía previsto arrojar 466 devastadoras bombas nucleares sobre 66 ciudades soviéticas, según varios documentos desclasificados publicados por el tabloide británico Daily Star.

De acuerdo con los archivos secretos del 15 de septiembre de 1945 y compartidos por el medio, los militares estadounidenses planeaban llevar a cabo varios ataques sobre decenas de ciudades soviéticas con el fin de “destruir inmediatamente la voluntad y la capacidad de resistir del enemigo [la URSS]”.

En particular, los norteamericanos detallaron en una carta para el responsable del proyecto —el general de división Leslie Groves— que iban a necesitar 204 bombas para destruir las ciudades más importantes de la URSS, así como 20 bombas más para borrar de la faz de la tierra las bases militares del Ejército rojo.

Al tomar en cuenta un factor de eficacia del 48%, concluyeron que los bombarderos estadounidenses tenían que portar 466 proyectiles.

Pese a tener un enemigo común —la Alemania nazi y otras potencias del Eje—, EEUU y la URSS ya se consideraban enemigos en esa época.

Por su parte, los ataques sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, que tuvieron lugar en agosto de 1945 y causaron más de 220.000 víctimas, fueron calificados como un “éxito espectacular, pese a que solo fueron lanzadas dos bombas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.