Los ministros de Asuntos Exteriores del grupo de países imperialistas que atacó a Corea en 1950 se reúnen hoy en Vancouver (Canadá) para discutir medidas contra Corea del norte, entre ellas un posible bloque marítimo, según informa el periódico Hoy Los Ángeles.

En el derecho internacional, el bloqueo marítimo equivale a una declaración formal y unilateral de guerra y los imperialistas no la habían implementado desde la llamada “crisis de los misiles” en Cuba en 1962. Es una advertencia que el gobierno norcoreano ya lanzó en diciembre (*) y los agresores la deberían tener en cuenta y meditar un poco sobre el armamento nuclear del que dispone Pyongyang.

En declaraciones aparecidas ayer en el principal periódico canadiense, The Globe and Mail, el Jefe del Estado Mayor de Canadá, el general Jonathan Vance dice que su gobierno “tiene la capacidad militar” para participar en el bloqueo marítimo de Corea del norte.

A la reunión, organizada de forma conjunta por Canadá y Estados Unidos, están convocados casi 20 países, entre ellos Francia, Reino Unido, Australia, Corea del sur, India, Colombia y Grecia, y está prevista la asistencia de al menos 11 ministros de Asuntos Exteriores.

Por nuestra parte no insistiremos en destacar que quien se dispone a lanzar una declaración de guerra no es la ONU, sino un reducido elenco de países que ya agredieron en el pasado a Corea.

La cumbre se produce en un momento en el que el gobierno de Pyongyang ha dado muestras de no ceder ni un ápice a los imperialistas y ha retomado las conversaciones con su vecino del sur, que podrían culminar en la posible participación de los atletas norcoreanos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, Corea del sur, que se celebrarán del 9 al 25 de febrero.

Tanto Rusia como China han sido excluidos por los organizadores, entre los que destaca la presencia del gobierno de Tsipras en representación de Grecia, al que no le bastan los problemas que tiene dentro y se busca otros fuera.

China señaló la semana pasada que la cumbre “sólo creará divisiones dentro de la comunidad internacional y dañará los esfuerzos para resolver de forma apropiada el problema nuclear en la península coreana”.

En términos similares se ha expresado el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, que calificó la reunión de ministros de Asuntos Exteriores como perniciosa para resolver la crisis.

La posibilidad de que los ministros de Asuntos Exteriores acuerden en Vancouver el bloqueo marítimo ayuda a explicar la ausencia de la cumbre de Rusia. Los petroleros rusos están ayudando a impedir el desabastecimiento del país norcoreano.

Todo tiene su truco. La radiotelevisión pública canadiense CBC dice que, en realidad, uno de los principales objetivos de la cumbre es  cimentar la posición del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en la cuerda floja con Trump.

Anoche Tillerson se reunió en Vancouver con la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, para discutir los detalles de la cumbre poco antes de que se inicie oficialmente esta mañana.

A la cena también asistieron el jefe del Pentágono, el general James Mattis, así como el ministro de Defensa canadiense, Harjit Sajjan.

(*) https://www.clarin.com/mundo/corea-norte-advierte-bloqueo-maritimo-declaracion-guerra_0_B1e1z3qWM.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.