Los diputados del Parlamento ucraniano han debatido, a lo largo de esta semana, las enmiendas a la ley “sobre la reintegración de Donbass”, que pretende ser la base de la “desocupación” del territorio ahora controlado por la RPD y la RPL, que se califica como “ocupado por Rusia”. Sin ningún interés por tener en cuenta la opinión de Donbass y sin pretender siquiera preocuparse por los derechos de esa población que pretende “reintegrar”, Kiev busca, con esta ley, legitimar el uso de la fuerza y la presencia del ejército en lo que hasta ahora ha llamado la zona ATO.

Una de las diputadas que esta semana han votado esa ley es Olga Bogomolets, figura importante de la sociedad civil y jefa médica de Maidan. Fue entonces cuando su nombre se hizo conocido. Gracias a la filtración de una conversación telefónica entre la entonces líder de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, y el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Paet, conocemos también que Bogomolets contaba con el apoyo de la Unión Europea para llevar a buen término las profundas reformas que se esperaban de la Ucrania post-Maidan. “Igual no eres ministra de Sanidad ahora mismo, pero tienes que pensar en convertirte n ministra de Sanidad en el futuro”, decía entonces Catherine Ashton. “La gente como tú será necesaria”, insistía Ashton relatando la conversación que había mantenido con la doctora de Maidan.

Casi cuatro años después de aquel comentario, Bogomolets sigue siendo una figura importante de la llamada “sociedad civil” y, como otros muchos líderes de la “revolución de la dignidad” ha dejado claro cuál es su opinión sobre la población de Donbass, esa que Ucrania dice querer “reintegrar” ahora. Con un profundo desprecio, Bogomolets se refiere a la población de Donbass como obsesionada únicamente por tener un sueldo a final de mes. Sus quejas sobre una población, en guerra y con sus pensiones ucranianas impagadas desde 2014, que se preocupa fundamentalmente por la supervivencia, van un paso más allá. Bogomolets, presidenta de la Comisión de Sanidad del Parlamento de Ucrania, se sorprende también por la preocupación de la población de Donbass por su acceso a la sanidad.

Prioridades

Articulo Original: Glavnosti

La diputada en el Parlamento y jefa médica de Euromaidan, Olga Bogomolets, visitó la zona ATO y ha criticado duramente a los residentes de Donbass por su deseo de sobrevivir en lugar de estar interesados en temas espirituales. La diputada sugiere que la reintegración de Donbass solo será posible una vez que Ucrania dé trabajo a los residentes de la región y pague las pensiones. Según Bogomolets, la población del este solo ve en Ucrania una fuente de ingresos adicionales y carecen de identidad nacional o civilizacional.

Bogomolets criticó a los residentes locales por no estar interesados en la geopolítica y el comercio mundial y por centrarse en el deseo de trabajar, tener qué comer y acceso a sanidad. “La sociedad civil aquí está en pañales y la vida sigue siendo extremadamente complicada. La gran mayoría no están interesados en nada más alto. El desarrollo del Estado, su lugar en la geopolítica mundial, la integración europea, las reformas, la integración en el comercio mundial, el desarrollo de la ciencia y la tecnología aquí no preocupan a nadie.  La gente no ve la relación que hay entre tener una postura activa y su calidad de vida. Lo principal es de dónde sacan dinero para sobrevivir, comida y atención sanitaria ahora. Se harán amigos de quien sea que se lo dé”, afirmó la diputada.

Olga Bogomolets se molestó al ver que la región aún carece de una masa crítica de ciudadanos conscientes [nacionalistas ucranianos] y expresó su decepción por el hecho de que los residentes de Donbass quieren sobrevivir en lugar de luchar por Europa. “Mucha gente no tiene ninguna identidad: ni nacional, ni estatal, ni de civilización. Les da igual quién mande, lo más importante es que les paguen a tiempo y lo más posible. La supervivencia es el sentido de la vida en estas zonas deprimidas”, afirmó la asesora del presidente de Ucrania para asuntos humanitarios.

Bogomolets apunta que Ucrania necesitará primero dar a Donbass una fuente de ingresos, ya que no hay lazos mentales, espirituales o ideológicos con la región.

La diputada está horrorizada porque Donbass no quiera participar en el resurgimiento de Ucrania. “En caso de recuperar esos territorios, nuestra débil sociedad se verá socavada por millones de personas indiferentes y con una actitud negativa con respecto a Ucrania. Podría ser un verdadero desastre para nuestro país”, advirtió Bogomolets, insistiendo en que la reintegración de Donbass sería una catástrofe para Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.