El Gobierno de China ha condenado este sábado el uso de la fuerza en las relaciones internacionales tras los ataques de Estados Unidos y sus aliados contra Siria y aboga por reconducir la situación del país árabe hacia una solución política y derecho internacional.

“Nos oponemos de forma consecuente al uso de la fuerza en las relaciones internacionales y abogamos por el respeto a la soberanía, la independencia y la integridad territorial de todos los países”, ha indicado Hua Chunying, portavoz de la Diplomacia china en un comunicado.

Este sábado, de madrugada, Siria ha sido objeto de una serie de ataques lanzados por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara una agresión militar contra el país árabe.

Washington, Londres y París justifican el bombardeo como una respuesta al presunto ataque químico del Gobierno sirio en la ciudad de Duma. Sin embargo, el Gobierno de Bashar al-Asad ha rechazado tales acusaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here