La organización de defensa de los DDHH Amnistía Internacional sospecha que la coalición internacional liderada por EEUU cometió crímenes de guerra durante la operación para liberar la ciudad siria de Al Raqqa en 2017, según el informe publicado.

“En el curso de nuestra investigación sobre el terreno en Al Raqqa vimos un grado de destrucción que no se puede comparar con nada de lo que hemos encontrado en decenios de trabajo para constatar las consecuencias de las guerras”, declaró Donatella Rovera, asesora general de Amnistía Internacional para Respuestas a las Crisis.

Calificó de “insostenible” la afirmación de la coalición de que su “campaña aérea de precisión le permitió bombardear a Daesh para expulsarlo de Al Raqqa causando muy pocas víctimas civiles”.

Se precisa en el informe que los investigadores de Amnistía Internacional visitaron 42 lugares de ataques aéreos de la coalición en Al Raqqa y entrevistaron a 112 civiles que sobrevivieron los bombardeos y perdieron en ellos a sus parientes.

Según el documento, las familias encuestadas contaron que perdieron 90 parientes y vecinos suyos, 39 de ellos de una familia, en su mayoría por los ataques de la coalición.

 En este contexto, la organización llamó a los miembros de la coalición a llevar a cabo una investigación de violaciones y víctimas entre civiles y a reconocer públicamente el número de pérdidas y destrucciones en Al Raqqa.En octubre de 2017 las milicias kurdoárabes de las Fuerzas Democráticas Sirias, con el apoyo de Estados Unidos, tomaron el control de Al Raqqa, que desde 2014 estaba en manos de Daesh.El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, calificó en abril pasado como “catastrófica” la situación en Al Raqqa al indicar que la coalición encabezada por EEUU ocupó ese territorio sin preocuparse luego por reconstruir la ciudad destruida por los bombardeos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.