Centenares de grupos armados se han unido este domingo al Ejército en la provincia de Daraa, en el suroeste de Siria.

Según ha informado la agencia británica de noticias Reuters, citando a fuentes sirias, un elevado número de los llamados rebeldes sirios ha depuesto las armas en la ciudad estratégica de Bosr al-Sham, en el suroeste de Daraa, y se ha unido a las fuerzas gubernamentales sirias.

Esta rendición se produce la misma jornada en la que varias facciones de la oposición siria han vuelto a la mesa de negociaciones con Rusia para retirarse de las localidades que controlan en la citada provincia.

“Las conversaciones se reanudaron esta mañana entre la parte rusa y la oposición en el sur de Siria, bajo los auspicios de funcionarios jordanos”, ha indicado Ibrahim al-Yabawi, portavoz de los negociadores del llamado Ejército Libre de Siria (ELS), respaldado por Turquía.

Mientras tanto, varios medios locales han informado de que los grupos opositores han llegado a un acuerdo con el Ejército sirio para establecer un alto el fuego en la parte oriental de la provincia de Daraa.

Estos avances se producen poco después de que el Ejército centrara sus operaciones en el sur tras la erradicación total de los terroristas de Damasco (capital siria) y otros puntos estratégicos del país.

Las operaciones antiterroristas del Ejército sirio en la zona meridional del país preocupan, en grado extremo, al régimen de Tel Aviv y EE.UU. Israel teme que si las tropas sirias recuperan el sur del país, estas puedan avanzar hasta la parte ocupada de los altos del Golán, una meseta siria que controlan los israelíes desde 1967.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.