El Ejército de Yemen advierte a Arabia Saudí y sus aliados de severas consecuencias si siguen su ofensiva contra la ciudad yemení de Al-Hudayda.

“Hemos advertido en repetidas ocasiones a las fuerzas invasoras de consecuencias de sus agresiones contra nuestra gente y el derramamiento de sangre de los niños y mujeres yemeníes”, ha aseverado este jueves el ministro de Defensa de Yemen, general Muhamad Naser al-Atefi.

En declaraciones recogidas por el canal de televisión local Al Masirah, el titular de Defensa yemení ha censurado, en concreto, la campaña militar de Riad y sus aliados contra la estratégica ciudad de Al-Hudayda, ubicada en el oeste de Yemen, a orillas del mar Rojo.

“La batalla de la costa oeste será el infierno para ellos en todos los sentidos de la palabra”, ha advertido el general Al-Atefi mientras indicaba que este “fuego” incendiará a las fuerzas agresoras ocupantes y sus aliados.

Ha alabado, asimismo, la resistencia del Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen frente a ataques saudíes, para luego subrayar que las fuerzas yemeníes seguirán luchando en defensa de su patria hasta la victoria final.

“Las arenas calientes de las costas occidentales de Yemen se han convertido en el cementerio de los agresores” de Al Saud, ha apostillado.

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) lanzaron una gran ofensiva el pasado 13 de junio para conquistar Al-Hudayda, provocando la ira y la condena de muchos países y organizaciones pro derechos humanos que alertan sobre los riesgos que esta operación representa para la vida de millones de personas.

La comunidad internacional, sobre todo la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha llamado una y otra vez al régimen de los Al Saud a poner fin, de una vez por todas, a está “estúpida guerra”, que desde su inicio en 2015 ha dejado más de 11 000 muertos y cerca de 23 000 heridos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.