Moscú, 30 ago (Sputnik).- Los países occidentales tratan de manipular a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), denunció este jueves el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Llamamos varias veces la atención de nuestros colegas occidentales sobre la inadmisibilidad de manipulaciones brutales con esta organización internacional, pero esos intentos continúan e incluso aumentan”, dijo el canciller ruso en un rueda de prensa, tras reunirse en Moscú con su par sirio, Walid al Mualem.

Lavrov explicó que se trata de los incidentes con presunto uso de armas químicas en las localidades sirias de Jan Sheijun, en 2017, y Duma, en 2018.

“En ambos casos se violaron de la forma más flagrante las normas y los procedimientos cuyo cumplimento se exige por la Convención sobre las Armas Químicas”, dijo.

Recordó también que el informe de la OPAQ sobre el incidente en Duma en abril pasado no está publicado todavía.

Además, Lavrov señaló que EEUU y sus aliados utilizan las provocaciones con uso de armas químicas como pretexto para bombardear las posiciones del Ejército sirio.

En abril de 2018, varios grupos de la oposición y ONG relacionadas responsabilizaron al Gobierno de Siria de un supuesto ataque químico contra la ciudad de Duma, en Guta Oriental.

A solicitud de Damasco y Moscú –que desmintieron el presunto ataque al calificarlo de montaje– la OPAQ decidió enviar un grupo de expertos para investigar en el lugar.

A pesar de que el informe final aún no vio la luz, EEUU, Francia y el Reino Unido lanzaron el 14 de abril un ataque contra tres instalaciones –dos al oeste de Homs y una en la zona de Damasco– que, según el Estado Mayor Conjunto de EEUU, estaban relacionadas con un supuesto programa clandestino sirio de armas químicas.

Un año antes, en abril de 2017, EEUU había bombardeado con misiles la base de las fuerzas gubernamentales sirias en Shairat, provincia de Homs, después de que la oposición siria informara de 80 muertos y 200 heridos tras un presunto ataque con armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib.

El pasado domingo, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov, denunció que el movimiento terrorista Frente al Nusra (proscrito en Rusia) monta una provocación con el fin de acusar a Damasco del uso de armas químicas contra la población civil en la provincia siria de Idlib.

El militar advirtió que la coalición encabezada por EEUU utilizará esa provocación como pretexto para lanzar un ataque contra instalaciones del Estado sirio. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.