EE.UU. desafía a Rusia con decir que se presta a aumentar el suministro de armas a Ucrania con el fin de que reconstruya sus fuerzas de defensa naval y aérea.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, el enviado especial de Estados Unidos para Ucrania, Kurt Volker, dijo que Washington está preparado para ampliar su cooperación en materia armamentística con este país europeo ante el continuo apoyo ruso a los independentistas del este de Ucrania.

“Podemos tener una conversación con Ucrania como lo haríamos con cualquier otro país sobre lo que necesitan. Creo que habrá una discusión sobre la capacidad naval porque, como saben, su armada fue tomada básicamente por Rusia. Y entonces necesitan reconstruir una armada y también tienen una capacidad aérea muy limitada. Creo que tendremos que mirar a la defensa aérea”, señaló Volker al rotativo, cuya entrevista ha publicado este sábado.

Estas eventuales ayudas militares se anuncian mientras en mayo, el Congreso estadounidense aprobó 250 millones de dólares en suministro de armas a Ucrania en 2019, incluido el armamento letal.

Similares ayudas militares para Ucrania vieron el visto bueno del Congreso en el pasado, pero fueron bloqueados en un mayor parte por la entonces Administración Obama. Contrariando esta decisión, el actual Gobierno del presidente Donald Trump levantó esa restricción en diciembre de 2017 para luego aprobar el envío de misiles Javelin.

Respecto al apoyo ruso a los independentistas del este de Ucrania, el medio británico sostiene que “Moscú continúa armando a los independentistas en la región de Donbás”. Para ello, menciona unas supuestas imágenes de drone, publicadas en agosto por observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), donde mostraban convoyes de camiones que cruzaban la frontera por un camino de tierra en la noche.

En otra parte de su entrevista, el diplomático estadounidense aseguró que todavía había una brecha sustancial entre Estados Unidos y Rusia sobre cómo se podría desplegar una fuerza de paz de las Naciones Unidas para poner fin al conflicto ucraniano, que dura ya cuatro años

El enviado negó que sus esfuerzos por mantener una presión occidental constante sobre Rusia hayan sido socavados por la retórica mucho más suave de Trump, en la que el presidente ha expresado reiteradamente su deseo de levantar las sanciones y, según informes, dijo en junio a sus colegas del Grupo 7 que Crimea era rusa.

Las relaciones entre Rusia y EE.UU. empeoraron al empezar en 2014 la crisis de Ucrania, que derivó en la posterior adhesión de Crimea a la Federación de Rusia. A raíz de ello, la Casa Blanca y la Unión Europea (UE) aprobaron varios paquetes de sanciones, vigentes hasta ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.