El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, han acordado expulsar a los milicianos de la provincia siria de Idlib y crear allí una zona demilitarizada, recoge la agencia Interfax.

“Haremos junto con Rusia todo lo posible para eliminar a todos los grupos radicales de este territorio”, ha señalado Erdogan durante la conferencia de prensa después de su reunión con el mandatario ruso en Sochi. “Turquía y Rusia participarán en la coordinación de patrullas en este territorio” ha añadido el líder turco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.