El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, han acordado expulsar a los milicianos de la provincia siria de Idlib y crear allí una zona demilitarizada, recoge la agencia Interfax.

«Haremos junto con Rusia todo lo posible para eliminar a todos los grupos radicales de este territorio», ha señalado Erdogan durante la conferencia de prensa después de su reunión con el mandatario ruso en Sochi. «Turquía y Rusia participarán en la coordinación de patrullas en este territorio» ha añadido el líder turco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.