EE.UU. transporta sangre humana y agentes patógenos congelados como carga diplomática para un programa militar secreto del Pentágono, revela una periodista.

La periodista búlgara y corresponsal en Oriente Medio Dilyana Gaytandzhieva ha revelado recientemente documentos filtrados internos sobre científicos del Pentágono que se han desplegado en la República de Georgia y se les ha otorgado inmunidad diplomática para investigar enfermedades mortales e insectos mordedores en el biolaboratorio del Pentágono en la capital de Georgia, Tbilisi, “Lugar Center”.

Según el informe, en lugar de invertir en la salud de sus propios ciudadanos, el Gobierno estadounidense ha gastado 161 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses en Lugar Center de Tbilisi para investigar enfermedades mortales e insectos picadores en el extranjero.

Los vecinos de Alexeevka, donde se encuentra el laboratorio, se quejan de que los químicos peligrosos se queman en secreto por la noche y que los desechos peligrosos los tiran en un río cercano a través de las tuberías del laboratorio. Los lugareños se quejan de dolores de cabeza constantes, náuseas, presión arterial alta y mareos cuando se queman productos químicos por la noche en el laboratorio que está a solo un par de cientos de metros de sus hogares, afirma la periodista.

“Hay un humo – negro, rojo, verde en la noche o especialmente temprano en la mañana alrededor de las 3 o 4 de la mañana, incluso las gallinas han muerto. Pusieron una gran tubería bajo tierra y la conectaron a los desagües. Este olor proviene de allí. Huele a huevos podridos y heno en descomposición. El olor es tan malo y se propaga en diferentes direcciones por el viento”, dice Eteri Gogitidze, que vive en una finca de pisos al lado del laboratorio, citado por Balkans Post, diario para el que trabaja Gaytandzhieva.

Los vecinos además recuerdan un incidente trágico que involucró a cuatro filipinos que trabajaban en Lugar Center. Dos de ellos murieron a causa de una presunta intoxicación por gas en su piso alquilado en el bloque 44 del complejo residencial Alexeevka.

Los documentos también revelan otro proyecto estadounidense sobre la hepatitis C en Georgia, incluidos los casos de muerte, por lo que el Ministerio de Salud de Georgia ha firmado un acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades de EE. UU. y la empresa farmacéutica privada estadounidense Gilead. Según este acuerdo, el lado estadounidense proporciona medicamentos gratuitos para el tratamiento de la hepatitis C. a cambio, la compañía no es considerada responsable por ningún daño (intencional o no) que pueda resultar del programa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.