El ataque químico causó la muerte de civiles en su mayoría mujeres y niños. | Foto: Correo del Orinoco

Desde el año 2014 Siria ha venido denunciando ataques en su territorio por parte de EE.UU. y sus aliados, con bombas de fósforo blanco.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria pidió este domingo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), investigar el ataque químico con fósforo blanco perpetrado por la coalición internacional encabezada por los Estados Unidos (EE.UU.) en la ciudad siria de Hayin, provincia de Deir ez Zor.

El uso de este tipo de armas químicas está prohibido por las leyes de derecho internacional, según el protocolo adicional al Convenio de Ginebra de 1949.

Por esta razón, Siria emitió un comunicado en el que volvió a llamar “al Consejo de Seguridad de la ONU a asumir la responsabilidad por la paz y la seguridad en todo el mundo y llevar a cabo una investigación internacional de estos crímenes, condenarlos y tomar medidas urgentes para acabar con ellos e impedir que se repitan”.

El país árabe aseveró en su misiva enviada a la ONU que el ataque dejó civiles fallecidos, entre ellos mujeres y niños, detallando que el uso de este tipo de químicos ya se ha hecho habitual contra su territorio.

Al llamado de Siria también se unió Rusia, quien solicitó a la ONU realizar las investigaciones pertinentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.