La Iglesia católica en España afrontará los abusos sexuales perpetrados en su seno mediante la creación una nueva comisión antipederastia, según ha confirmado este mediodía la propia Conferencia Episcopal Española (CEE).

La noticia, sin embargo, ha desatado más diatribas que aplausos, debido al nombramiento del obispo Juan Antonio Menéndez como coordinador de dicha comisión. Menéndez es particularmente conocido por la pena que aplicó en 2017 al sacerdote José Manuel Ramos, quien abusó de cuatro menores a finales de los años noventa: simplemente le impuso un año sin desempeñar actividades pastorales.

El proceso tuvo lugar en secreto y, además, Menéndez permitió más tarde que la parroquia donde ejercía Ramos despidiese al sacerdote pederasta con un homenaje.

“Un lobo cuidando ovejas”

La comisión nace con el proclamado propósito de “implementar políticas y procedimientos para la protección de menores y adultos vulnerables contra el abuso sexual, para responder a los abusos en la Iglesia y para demostrar integridad en este trabajo”, según la nota divulgada por la CEE. Sin embargo, existen muchos recelos sobre la credibilidad de este proyecto.

Las redes sociales se han hecho eco del polémico nombramiento del sacerdote y el asunto ha llegado a estar entre los ‘trending topics‘ del día en España.

Por las reacciones de muchos usuarios, se percibe que hay una notoria desconfianza en torno al éxito o, incluso, sobre las propias intenciones de esta comisión, a pesar de que desde la CEE insisten en que persiguen “una vigilancia informada sobre los peligros del abuso”.

En cualquier caso, la Conferencia Episcopal Española ha indicado que la comisión designada para investigar delitos contra menores “comenzará sus trabajos esta misma semana” y tendrá “un cariz fundamentalmente jurídico”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.