El sábado el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, dijo que la aviación rusa había realizado más de 40.000 vuelos, incluidos 21.000 de noche, desde que inició su operaciones en Siria. Los bombardeos suponen aproximadamente unos 122.000 ataques contra instalaciones terroristas que han acabado con 87.500 terroristas aproximadamente y se han liberado más de 1.411 poblaciones como resultado de esas operaciones.

Más de 2.500 poblaciones se han unido voluntariamente al proceso de paz, gracias a los esfuerzos del Centro de Reconciliación de Rusia. Según Shoigu, se presta especial atención a la solución de los problemas humanitarios.

Ese mismo día, tras largas negociaciones y el asedio de Al-Safa, el ejército sirio liberó a seis rehenes, todos ellos secuestrados por el Califato Islámico durante un ataque en julio. El gobernador de la región de Sweida, Amer Al-Ashi, dijo que muchos terroristas murieron durante la operación, que duró más de 83 días, tras el ataque del Califato Islámico.

La agencia pública de noticias siria Sana también informó el sábado de que la llamada “coalición internacional” que dirige Estados Unidos, mató al menos a 62 civiles en tres ataques aéreos más contra las aldeas de Al-Suseh y Al-Bubadran en la región de Al-Bukmal de Deir Ezzor. De las víctimas, 15, en su mayoría niños y mujeres, fueron asesinados en Al-Suseh. 37 civiles murieron en un ataque aéreo contra la mezquita de Othman bin Affan, en la provincia oriental de Deir Ezzor. Los últimos 10 fueron asesinados tras un ataque aéreo en la mezquita de Ammar bin Yasser, en la aldea de Al-Boubadran. Según fuentes locales, hubo muchos heridos y el número de muertes podría aumentar debido a que muchas de ellas son graves.

En el valle del Éufrates, los restantes militantes del Califato Islámico han lanzado nuevos ataques contra los kurdos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Cinco artefactos explosivos improvisados llevados por terroristas suicidas y decenas de combatientes del grupo terrorista atacaron posiciones de las FDS al norte de la ciudad de Baghuz Al-Fawqani. Las fuerzas respaldadas por Estados Unidos destruyeron los vehículos y regresaron a la posición que habían controlado anteriormente. El Centro de Prensa de las FDS informó de que más de 31 combatientes del Califato Islámico murieron en los enfrentamientos.

El Centro Ruso de Reconciliación informó de que el viernes el cese el fuego fue violado por agresores desconocidos que bombardearon varias zonas controladas por el Gobierno en las provincias de Alepo y Latakia. Los yihadistas violan constantemente el alto el fuego con el objetivo aparente de sabotear el acuerdo negociado entre Rusia y Turquía. Anteriormente, el calendario de ejecución de la zona desmilitarizada se prorrogó en un intento de salvarla. No obstante, sigue habiendo problemas importantes para obligar a los yihadistas a respetar el alto el fuego.

Las últimas imágenes tomadas vía satélite muestran que los rusos están construyendo 18 refugios reforzados para aviones en la base aérea de Hmeimimim, en Lattakia. Una fuente siria local informó que la construcción de los refugios comenzó hace más de un mes. Las imágenes también muestran que la base aérea contiene actualmente nueve cazas Su-24, cuatro Su-34 y cuatro Su-35. También contiene varios aviones de reconocimiento y patrulla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.