Crean una especie de gobierno catalán paralelo en Bélgica, presidido por Puigdemont, en un momento de clara división entre los independentistas.

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont y el actual presidente de esta comunidad autónoma de España (noreste), Quim Torra, han presentado este martes el denominado “Consejo para la República”, que, en realidad, “funcionará como un gobierno catalán paralelo presidido por el expresident” fugitivo. El vicepresidente será el exconsejero del gobierno catalán Toni Comín.

La medida, según sus ideólogos, forma parte de los nuevos intentos de la Generalitat para conseguir “el reconocimiento internacional del derecho de autodeterminación” y “llegar allí donde no pueden llegar las instituciones catalanas”, ha explicado Comín por videoconferencia desde Bélgica.

Puigdemont, por su parte, ha señalado que la iniciativa será un espacio que contará “desde el primer momento con la participación de la gente”.

Será —añade— uno de “los cuatro pilares necesarios” para hacer efectivo “el mandato” —en referencia al controvertido referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017— con “las instituciones de autogobierno”, la sociedad civil “organizada y movilizada” y los “presos políticos” y perseguidos por la causa de la libertad”.

A su vez, Torra ha indicado que el Consejo para la República “servirá como palanca para avanzar en el camino hacia la independencia”.

La iniciativa, acordada entre el partido independentista catalán Junts per Catalunya (JxCat) e Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán), se anuncia en un momento en que el bloque independentista se ha roto y ha perdido la mayoría parlamentaria por la suspensión de los seis diputados en prisión y en el exilio.

En un esfuerzo por aglutinar de nuevo las diferentes sensibilidades independentistas y reemprender el camino hacia la secesión, sin descartar la unilateralidad, el sábado, en el aniversario de la proclamación de independencia de Cataluña, Puigdemont y Torra lanzaron un nuevo partido, La Crida (El Llamado).

Pero, su llamada a la unidad cayó en saco roto en un independentismo dividido: solo su actual partido, el PDeCAT, baraja sumarse a La Crida, dejada de lado por los otros partidos separatistas, ERC y la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

Como respuesta a la declaración unilateral de independencia de Cataluña, el Gobierno español cesó el 27 de octubre de 2017 a todas las autoridades catalanas, aplicando el artículo 155 de la Constitución y disolvió el Parlamento catalán, dominado por los independentistas desde septiembre de 2015. Puigdemont se refugia desde entonces en Bélgica para evitar ser detenido por la Justicia española.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.