Germán Saltrón N. –Después de terminada la II Guerra Mundial (1939-1945) –durante la que se cometieron crímenes horribles y perdieron la vida cerca de 40 millones de personas, e innumerables heridos y lisiados– comenzó el meo culpa, y luego de innumerables discusiones en la Organización de Naciones Unidas fue aprobada la Declaración Universal de los Derechos Humanos el 10/12/1948, por lo que termina de cumplir 70 años. Pero, ¿podemos afirmar que se ha cumplido con “…todos los seres humanos y que nacemos iguales en dignidad y derechos y nos comportarnos como hermanos los unos con los otros”?

¡Claro que no! La historia nos ha demostrado que las violaciones a los DDHH no son exclusivas de los regímenes totalitarios. Los incumplimientos de los Estados -en democracia- son evidentes en todo el planeta. Los hechos ocurridos en el presente siglo nos demuestran que en democracia o dictadura tales prácticas no han sido erradicadas.

En esta situación compleja nos encontramos hoy y así por consiguiente debemos abordarlos: la mayoría de los países llamados del Tercer Mundo siguen colonizados por los países capitalistas. El derecho a la libre determinación de los pueblos para dispongan libremente de sus riquezas y recursos naturales, que recién fueron consagrados como normas explícitamente vinculantes en los Pactos Internacionales de Derechos Civiles, Políticos, Económicos, Sociales y Culturales bajo el impulso de los nuevos Estados surgidos del proceso de descolonización no se han cumplido a cabalidad.

En el 70° Aniversario de la proclamación de los DDHH, salvo cortos periodos, el balance no puede ser más negativo, pues la tendencia general ha sido la violación sistemática y casi permanente de todos y cada uno de los derechos consagrados en esa Declaración de DDHH. Existen guerras de agresión, matanzas, torturas, discriminaciones raciales, sexuales, sociales, religiosas y culturales, terrorismo, reducción acelerada y violación de los derechos políticos, económicos, sociales, ambientales y culturales.

Por supuesto, en algunos Estados e instituciones, en particular la responsabilidad de tales violaciones, son mayores que en otros. En algunos Estados las violaciones se siguen cometiendo tanto en nombre de culturas y religiones que –con total hipocresía– invocan tales derechos.

Entre ellos destaca Estados Unidos que pretende aparecer como campeón de los DDHH y ni siquiera cumple con todos los DDHH de sus conciudadanos y el país que menos Convenciones de DDHH han firmado. Mientras persista el sistema capitalista explotador en el mundo no se podrá cumplir con todos los derechos humanos en el planeta.

germansaltronpersonal@gmail.com
Caracas

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.