Una manifestación de organizaciones gremiales y partidos opositores que pretendía el martes avanzar hacia el Palacio Presidencial sudanés, resultó disuelta por efectivos antimotines con el empleo de gases lacrimógenos.

Los manifestantes marchaban por el centro de esta ciudad, convocados por la Asociación Sudanesa de Profesionales, un grupo que medios de prensa identifican como un ente que concentra sindicatos de tendencia ideológica de izquierda.

Esa organización llamó a marchar hacia la sede oficial del presidente, Omar Hassán al Bashir, con el fin de entregarle un documento que solicita que abandone el poder con celeridad.

Esa convocatoria a salir a las calles recibió el respaldo de la coalición Fuerzas del llamamiento de Sudán, la principal opositora en el exilio, que comanda el partido Al Umma, y de la alianza Fuerzas del Consenso Nacional, que aglutina en el país las formaciones políticas contrarias al gobierno.

Tales grupos políticos demandaron recientemente un cambio de Gobierno, al igual que los manifestantes que en demostraciones callejeras exigen la salida de Al Bashir.

A los anteriores actos de violencia se unen los escenificados desde el pasado 19 de diciembre cuando comenzaron las demostraciones contra la subida del precio del pan, protestas que hasta ahora dejaron 37 muertos. Esas manifestaciones comenzaron en las ciudades sudanesas de Al Qadarif y Atabara

El partido Al Umma declaró que al menos 22 personas murieron en los primeros tres días de esas protestas, pero la prensa hizo énfasis en 37 muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.