Las fuerzas gubernamentales de Siria han entrado en la ciudad de Manbij, situada cerca de la frontera con Turquía al oeste del río Éufrates, y han alzado la bandera nacional en la localidad, ha anunciado el Ejército sirio, citado por SANA.

El paso de Damasco se produce tan solo horas después de que las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG) instaran al Gobierno sirio a proteger Manbij y otras zonas en el norte del país de las que se habían retirado ante la “invasión turca”.

De acuerdo con el comunicado oficial del Ejército, el despliegue de las Fuerzas Armadas en Manbij se debe a su “pleno compromiso” de proteger la soberanía nacional en todo el territorio de Siria. En el documento, Damasco proclama su firme intención de derrotar tanto al terrorismo como a “todos los invasores y ocupantes” de su territorio nacional.

¿Por qué el norte de Siria vuelve a convertirse en foco de tensiones?

Ankara considera las Unidades de Protección Popular como un grupo terrorista y la semana pasada afirmó haber completado los preparativos para una operación militar contra las milicias kurdas al este del Éufrates que había anunciado previamente.

Los partidos de kurdos sirios y grupos aliados denunciaron que las amenazas de Turquía de iniciar una operación militar en el norte de Siria equivalen a una “declaración de guerra”.

Tras la decisión de Estados Unidos, el principal apoyo de las milicias kurdas en Siria, de retirar a sus casi 2.000 efectivos del país árabe, las YPG lanzaron este viernes un ‘llamamiento de socorro’ a Damasco, dejando de esta manera en segundo plano las exigencias de autonomía para los kurdos a las que el Gobierno de Bashar al Assad se opone. También solicitaron la asistencia de Moscú para la protección de la frontera con Turquía.

Los peores temores de los líderes kurdos están relacionados con una posible repetición del ataque turco a la ciudad de Afrín, región fronteriza con Turquía en el noroeste de Siria, que tuvo lugar en el marco de la operación militar Rama de Olivo, que arrancó el pasado 20 de enero.

¿Por qué decidió EE.UU. retirarse de Siria?

El presidente de EE.UU., Donald Trump, da por cumplida la misión principal de la presencia militar estadounidense en el país árabe anunciada por el Gobierno –derrotar al Estado Islámico– y sostiene que ya no hay motivos para que sus tropas permanezcan ahí. El 24 de diciembre, el mandatario declaró que Turquía será la que se encargue de erradicar lo que haya quedado del Estado Islámico en Siria.

No obstante, después de las noticias sobre la retirada de los militares estadounidenses del territorio sirio, la agencia turca Anadolu reveló este martes que Washington ha construido dos nuevas bases militares en Irak en una región fronteriza con Siria.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.