Vehículo subacuático de propulsión atómica Poseidón. Ministerio de Defensa de Rusia / Sputnik

Las capacidades y las posibles consecuencias del uso del vehículo subacuático no tripulado de propulsión atómica Poseidón, destinado a convertirse en un nuevo recurso de disuasión nuclear de Rusia, son motivo de preocupación entre algunos analistas y medios occidentales.

El tabloide británico Daily Express advierte de que la devastadora «arma del Día del Juicio Final» desarrollada por Rusia podría causar una explosión y «un tsunami radioactivo de 300 pies [100 metros] de altura», acabando con las principales ciudades costeras de EE.UU.

En este sentido, el medio cita a Christian Whiton, exasesor de Donald Trump y George W. Bush en el Departamento de Estado norteamericano, que admitió en una reciente entrevista a Fox News que existen «preocupaciones genuinas» sobre el arma.

En concreto, Whiton expresó que semejante explosión crearía una «ola altamente irradiada». Al mismo tiempo, estimó que sería «peor ser golpeado por una explosión nuclear de varios megatones que por la ola que sería causada por ella», ya que el agua puede absorber «gran parte de la fuerza» creada por una explosión.

Anteriormente, el físico Rex Richardson subrayó en declaraciones a Business Insider que una explosión nuclear con una capacidad de decenas de megatones cerca de la costa desencadenará un tsunami igual o incluso «mucho más» destructivo que el que arrasó Japón en 2011.

«Destrucción total»

En respuesta a estas informaciones, el experto militar ruso Alexéi Leónkov destaca los efectos del nuevo dron nuclear no se reducen a este tsunami radiactivo. «También es posible una onda sísmica subterránea que destruirá todo lo que esté dentro de la zona costera», asegura el analista, citado por Izvestia.

Al mismo tiempo, Leónkov subraya que el Poseidón es un arma de represalia destinada a garantizar la respuesta de Rusia si se produjera un ataque en su contra. En este caso, el dron infligiría «un daño irreparable a todo lo que esté en la costa de un enemigo potencial, tanto objetivos militares como civiles», provocando una «destrucción total debido a la carga que lleva a bordo».

Distancias de hasta 10.000 kilómetros

Rusia ya ha empezado a probar en el mar su avanzado dron submarino nuclear. La existencia del Poseidón fue desvelada por el presidente Vladímir Putin el pasado mes de marzo junto con una gama de nuevas armas avanzadas desarrolladas por el país para contrarrestar la expansión del escudo antimisiles estadounidense alrededor de las fronteras de la Federación Rusa.

Se trata de un submarino-torpedo que puede recorrer hasta 10.000 kilómetros a velocidades de entre 60 y 70 nudos (de 110 a 130 km/h) gracias a que consta de una planta nuclear en miniatura y tiene la capacidad de destruir puertos y ciudades costeras. En su interior puede portar una carga nuclear de hasta 100 megatones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.