Querido presidente Evo Morales Ayma, el motivo de esta carta en nombre de la Internacional Guevarista,  es transmitirle nuestra preocupación e indignación por la expulsión del ciudadano italiano militante antiimperialista Cesare Battisti, por parte del gobierno que Usted preside.

Consideramos que la actitud del ministro  de su gobierno Carlos Romero  es causante de distintos delitos, que no se corresponden con Su posición  solidaria y defensora de los derechos humanos y colectivos.  La decisión del ministro es en un principio violatoria de los derechos humanos, al no respetar los protocolos internacionales, en los casos de solicitud de estatus de  refugiado político. El mencionado ministro mintió públicamente ante los medios de prensa, no esperó a la resolución de la solicitud presentada, no tuvo en consideración los permisos otorgados por países anteriores como Francia bajo la presidencia de Mitterrand, de México, o de Brasil gobernado por Lula. Sabiendo su ministro que la vida del compañero Battisti  podía correr peligro  en Brasil o en Italia, países gobernados por neofascistas, este militante de izquierda fue secuestrado en Su país y entregado de forma ilegal.

También el ministro incurrió en el delito de prevaricación ejecutando  una decisión a sabiendas que no era correcta. Quisiéramos creer que tampoco Usted estaba informado de esta decisión. De lo contrario,   presidente Evo Morales,  sería contradictorio: por un lado pedir la libertad de la líder indígena Milagro Sala y al mismo tiempo extraditar a este militante revolucionario. Por otro lado vemos con preocupación la renovación de los acuerdos con la Interpol Internacional, organismo represivo dirigido por la CIA, que fue quien realizó la captura del ciudadano italiano Battisti junto a efectivos italianos y bolivianos.

Los guevaristas de todo el mundo, los que seguimos la ética, moral y política del eterno revolucionario Ernesto Che Guevara -que dio su vida en su tierra por la revolución internacional-  consideramos que esta decisión debe ser investigada.  Esta actitud perjudica Su imagen internacional y afecta a millones de militantes que se solidarizan con Su gobierno y Su justo reclamo de la salida al mar de Bolivia.

Sabemos que es un año electoral, que Usted debe volver a gobernar Bolivia, también que existen intereses económicos con sus vecinos como Brasil a quienes les venden el apreciado gas. Pero los revolucionarios no podemos desviarnos de una moral y una ética al servicio de los que luchan por un mundo mejor, el socialismo.

Hermano Presidente,  no debemos confundir los intereses de Estado con el principio del internacionalismo solidario.

Esta decisión nos hace acordar, a pesar de la distancia del tiempo, de la extradición del Brasil del dictador Getulio Vargas,  a la Alemania nazi de Hitler,  de la militante comunista Olga Benario, compañera de Carlos Prestes el “Caballero de la Esperanza”. Olga Benario terminó su vida en un campo de concentración y asesinada en una cámara de gas. El camarada Cesare Battisti de hecho terminará  su vida en una cárcel de alta seguridad.

Quisiéramos creer que esta decisión ha sido tomada por los sectores de derecha  agazapados en Su gobierno.

Por ello,  presidente,  queremos saber que ha sucedido y si esto podría ser obra o no de una acción premeditada para desprestigiarlo internacionalmente. En el caso que fuera una acción ejecutada al margen de Su determinación,  le pedimos que  tome las medidas necesarias y que no le  tiemble la mano para hacer dimitir al ministro o los funcionarios responsables de esta fragante violación de los derechos humanos y traición del sagrado principio de la solidaridad internacionalista.

Recuerde que los EEUU,  los bolsonaros o los Salvini luego vendrán por Usted. Queremos recordarle el poema de  Bertolt Brecht:

Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, 
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío,
Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí,
no había nadie más que pudiera protestar.”

Hermano Presidente le enviamos en nombre la Internacional Guevarista un abrazo Guevarista y revolucionario.

Narciso Isa Conde

Presidente

Lois Pérez Leira

Coordinador General.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.