El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Manaure Quintero / Reuters

El portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, ha llamado «bulo» este lunes la publicación de que Rusia proporcionó seguridad al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

«Sabe, estos son mensajes del campo de la conspiración. Allí en Venezuela en todas partes se pueden ver guardias que están protegiendo a Maduro; solo piense lógicamente. No hay que reaccionar a los bulos», ha afirmado Peskov.

Además, al pedírsele que comentara los informes de que un avión del escuadrón de aviación especial ‘Rossiya’ (‘Rusia’) ha volado supuestamente a América del Sur en los últimos días, Peskov ha afirmado que el Kremlin no tiene esa información. «No tenemos esa información. No realizamos funciones de control de la aviación», ha zanjado el portavoz del Kremlin.

La interferencia externa «agrava la situación»

Asimismo Peskov ha señalado que el pueblo venezolano debe resolver la situación en el país «en el marco del campo constitucional». El portavoz del presidente ruso ha agregado que la interferencia externa solo hace que «agravar la situación», de ahí que, a diferencia de otros países, Rusia no lo haga.

El pasado viernes, Reuters, citando a fuentes cercanas a la compañía militar privada rusa Grupo Wagner, reportó que recientemente un grupo de mercenarios de esta empresa entró al país. Asimismo se informa que otra agrupación del Grupo Wagner supuestamente había llegado a Venezuela antes de las elecciones presidenciales, celebradas en mayo del 2018.

Además, Yevgeny Shabaev, quien es mencionado por la agencia como el atamán (líder) de un grupo de cosacos, que a menudo comentaba noticias sobre el Grupo Wagner, señaló, citando fuentes, que hasta 400 mercenarios de Rusia podrían estar en Venezuela para supuestamente impedir la detención del presidente venezolano por sus propios guardias, entre los cuales se encuentran los partidarios de la oposición.

El portavoz del presidente de Rusia señaló al respecto que en el Kremlin no disponen de «tal información».

Este 23 de enero, el diputado de la Asamblea Nacional (AN) en desacato Juan Guaidó se autoproclamó «presidente encargado» de Venezuela durante una marcha opositora en Caracas. De inmediato, fue reconocido por EE.UU., seguido de Canadá y varios gobiernos latinoamericanos.

Otros países expresaron su apoyo al mandatario constitucional Nicolás Maduro, quien prometió «luchar hasta vencer y más allá» y anunció la ruptura de relaciones diplomáticas y políticas con Washington.

El pasado jueves, el presidente de Rusia Vladímir Putin dialogó telefónicamente con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, y le expresó su apoyo al Gobierno legítimo del país latinoamericano «en el contexto de la agudización de la crisis política interna, provocada desde el exterior».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.