El Relator especial de la ONU Idriss Jazairy, en un comunicado publicado el jueves, advirtió sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales, pues “no son la respuesta” al momento político que vive Venezuela.

Idriss Jazairy, El relator especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), rechazó el jueves las sanciones económicas impuestas a Venezuela a través de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Las declaraciones fueron hechas después de que Estados Unidos (EE.UU.) impusiera nuevas sanciones al país suramericano a través de su compañía estatal petrolera. Según las palabras de Jazairy estas sanciones pueden llevar a serios problemas de acceso a alimentos y medicinas.

«Me preocupa especialmente escuchar los informes de que estas sanciones están dirigidas a cambiar el Gobierno de Venezuela», estipuló Jazairy, recalcando la importancia de no utilizar ningún tipo de medida, sea económica o militar, para buscar el cambio de un Gobierno de un Estado soberano, menos todavía uno democráticamente electo como el del presidente constitucional Nicolás Maduro.

Estas acciones injerencistas perpetradas por el Gobierno de EE.UU. están en contra de los acuerdos internacionales. «El uso de sanciones por parte de poderes externos para derrocar a un Gobierno electo está en violación de todas las normas del derecho internacional”, dijo el relator especial.

Las sanciones impuestas, que precipitan una crisis económica y humanitaria, no buscan ni permiten encontrar una solución pacífica. Por lo cual el relator especial repitió el llamado hecho por el portavoz del Secretario General de la ONU, recalcando «la urgente necesidad de que todos los actores relevantes participen en un diálogo político inclusivo y creíble para abordar la larga crisis que enfrenta el país, con pleno respeto por el estado de derecho y los derechos humanos».

El relator alza un llamado a soluciones pacíficas basadas en el diálogo entre las partes y asegura estar profundamente preocupado por el “riesgo creciente de violencia y amenazas implícitas de violencia internacional. Es necesario que todas las partes y todos los países trabajen por una solución pacífica que no lleve a más violencia.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.