Una flotilla de guerra de Rusia ha desatado una histeria mediática en el Reino Unido al ser detectada cerca de las costas de Escocia.

La fragata Almirante Gorshkov y tres barcos de apoyo han pasado a través del canal de La Mancha hasta el océano Atlántico tras crear el pánico en el Reino Unido por la posible presencia a bordo del buque principal de un “mecanismo de inducción de alucinaciones”, ha comunicado este domingo la Flota del Norte de la Armada Rusa.

A principios de semana, el grupo naval fue divisado cerca de las costas de Escocia (norte del Reino Unido), rumbo al mar Mediterráneo, tras lo cual la Marina Real británica envió a su destructor HMS Defender para escoltar a los navíos del país euroasiático, explica la cadena rusa RT.

Un portavoz militar británico ha declarado al diario londinense The Times que el Defender, un destructor de la clase 45 fondeado habitualmente en Portsmouth (sur del Reino Unido), estuvo “vigilando al grupo operativo y controlando su actividad en áreas de interés nacional”.

Distintos medios de comunicación británicos han aprovechado para alimentar la rusofobia. Por ejemplo, The Times ha publicado que se dice que al menos una de las fragatas de la clase del Almirante Gorshkov está equipada con el dispositivo de “interferencia visual” Filin 5P-42, del que se cree que causa “mareos, nauseas y desorientación” en el enemigo.

La Marina Real trató de calmar los miedos diciendo que los navíos rusos se habían detenido frente a las costas escocesas para guarecerse de una tormenta, y que una vez escampó siguieron su viaje. “Estaban esperando por el tiempo. Quien diga que estaban tratando de crear agitación está enviando noticias falsas”, dijo un portavoz oficial.

Algunos políticos escoceses han expresado, sin embargo, un sentimiento de indefensión ante los despliegues marítimos rusos. “El Ministerio de Defensa británico está fallando a Escocia al permitir que navíos de la Armada rusa surquen nuestras aguas territoriales a placer para realizar maniobras provocativas como esta”, ha declarado el portavoz de Defensa del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Stewart McDonald.

Todos los buques de guerra de la Marina Real británica están estacionados en las costas del canal de La Mancha, por lo que les lleva demasiado tiempo llegar a aguas escocesas en caso de emergencia, ha criticado el portavoz del SNP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.