Elson Concepción Pérez.— Organización terrorista, sucesora de Al Qaeda, con nacimiento el 23 de enero de 2012, Al Nusra ha sido convertida, con el apoyo militar y el reconocimiento por parte de Estados Unidos, en un foco de guerra contra la nación siria.

Para Washington, el hecho de que Al Nusra grite a los cuatro vientos que su objetivo es derrocar al gobierno de Bashar al–Assad, es más que suficiente para apoyarla y protegerla en las actuales condiciones, ya que las fuerzas armadas sirias, con la colaboración aeroespacial de Rusia, le propinan grandes derrotas en la región de Idlib, donde tiene su último bastión.

Entre sus antecedentes, es bueno volver a la historia de su progenitora, Al Qaeda, creada por la cia a finales de la década de los 70, para hacer acciones contra las tropas de la ex Unión Soviética que combatían en Afganistán.

Como jefe de la organización terrorista, la Agencia Central de Inteligencia estadounidense reclutó a Osama Bin Laden, un saudita nacido el 10 de marzo de 1957 y asesinado en Pakistán el 2 de mayo de 2011, en extrañas circunstancias, en una operación de la cia.

Su cadáver fue desaparecido y nunca se ha podido saber la posible «otra posible verdad», relacionada con los ataques a las Torres Gemelas de Estados Unidos, y la cruzada lanzada con ese pretexto por el gobierno de George W. Bush contra países y ciudadanos musulmanes.

Las administraciones estadounidenses gastaron más de 2 000 millones de dólares en la creación y desarrollo de la organización Al Qaeda.

Algunos datos aportados por el economista canadiense, Michel Chossudovsky, director del Centro de Investigaciones sobre la Globalización, los Estados Unidos han apoyado a Al Qaeda y a sus organizaciones afiliadas durante casi medio siglo.

En el periodo de diez años, desde 1982 hasta 1992, unos 35 000 yihadistas procedentes de 43 países islámicos fueron alistados para luchar en la jihad afgana contra las tropas soviéticas.

Incluso, Ronald Reagan calificó a esos terroristas como «luchadores por la libertad».

En el transcurrir del tiempo, apareció el llamado Estado Islámico (EI) o isis, originalmente una entidad afiliada a Al-Qaeda, creada por la inteligencia de Estados Unidos con el apoyo del mi6 Británico y el Mossad israelí, con el objetivo de derrotar al gobierno sirio y desestabilizar a ese país, Irak y otros en la región del Oriente Medio.

El isis, aunque todavía realiza acciones terroristas ha ido perdiendo fuerzas, fundamentalmente en Irak y Siria, y por tal motivo Estados Unidos ha centrado su apoyo en el Frente Al Nusra.

La comunidad internacional ha conocido del uso de armas químicas por parte de los terroristas de Al Nusra, con la complicidad de los Cascos Blancos británicos y del Pentágono de Estados Unidos, con el objetivo de adjudicar el uso de esas armas prohibidas a las fuerzas armadas sirias y con ello, como ya ocurrió en abril de 2018, agredir al país árabe.

En estas circunstancias, además, la aviación estadounidense bombardea sitios en territorio sirio, donde, fundamentalmente, los blancos son la

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.