La edición rusa en línea de The Bell asegura que el director de Huawei, Guo Ping, y el ministro de comunicaciones ruso, Konstantin Noskov, han mantenido conversaciones sobre una posible transición de los teléfonos móviles de la empresa china desde Android al sistema operativo ruso Aurora.

China ya está probando móviles que funcionan con el sistema operativo ruso. El Ministerio ruso de Comunicaciones y Huawei podrían empezar a producir conjuntamente microprocesadores y programas para futuros dispositivos, sostiene The Bell.

La noticia se publicó después de que el gobierno de Trump colocara a la multinacional china en la lista negra, tras lo cual Google suspendió su cooperación con Huawei, razón por la cual Android se puede dejar de actualizar en los móviles Huawei.

Aurora es un sistema operativo propiedad del operador ruso de telefonía Rostelecom. Fue creado sobre la base de OC Sailfish, una variante de Linux de código abierto desarrollado por la empresa finlandesa Jolla, a su vez fundada por antiguos trabajadores de Nokia.

En 2014 Sailfish fue adquirido por el empresario Grigori Berezkin y luego vendido a Rostelecom y en febrero de este año Rostelecom eligió un nuevo nombre para el sistema operativo finlandés y presentó una versión actualizada.

A primera vista Aurora no difiere mucho de sus homólogos: los usuarios pueden gestionar contactos, llamadas y mensajes, visualizar fotos, acceder al navegador, tomar fotos, etc.

Sin embargo, es un sistema operativo pensado para los capitalistas. El comunicado de prensa de Rostelecom afirma que las empresas que lo utilicen pueden supervisar a los trabajadores y controlar de forma remota sus móviles. Por ejemplo, pueden instalar y actualizar aplicaciones, forzar claves, grabar los movimientos de los trabajadores y realizar un seguimiento de las fotos y vídeos que tomen en el centro de trabajo.

Rostelecom, propietario de Aurora, dice que no saben nada del plan para instalar Aurora en los móviles de Huawei y que quieren interactuar con todos los fabricantes.

El Ministerio ruso de Comunicaciones admite que se reúne constantemente con empresas extranjeras y que trabaja en la “promoción de los fabricantes rusos en los mercados extranjeros”. A principios de este mes el viceprimer ministro, Maxim Akimov, dijo que Huawei “podría convertirse en una plataforma para la exportación de productos rusos”, pero no especificó qué tipo de productos.

Huawei tiene una larga historia de colaboración con los operadores móviles rusos para desarrollar la red 5G. A principios de este mes, en el Foro Económico de San Petersburgo, firmó con el operador ruso MTS un acuerdo sobre el lanzamiento piloto de redes 5G este mismo año. Otro operador ruso, Tele2, que Rostelecom comprará en breve, firmó en febrero un acuerdo similar con una empresa china.

Pero las redes 5G no son sencillas de instalar. Para desplegar masivamente una red 5G, en Rusia como en cualquier otro lugar, es necesario disponer de una cierta gama de frecuencias, algunas de las cuales están copadas por los militares. El Ministerio ruso de Defensa no quiere transferir esas frecuencias por razones de seguridad. Algunas frecuencias sólo sirven para pruebas en determinadas zonas.

El MTS firmó recientemente un acuerdo con el gobierno de Moscú para lanzar un área piloto de 5G en determinados barrios la capital rusa. Otros operadores rusos, VympelCom y Megafon, también han firmado acuerdos similares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.