Entrada colaboradores

La música como arma revolucionaria (Pequeños apuntes)

Noticias populares

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

Las vacunas contra el Covid-19: los gobiernos, una vez más, a los pies de las multinacionales farmacéuticas

Desde hace tiempo se está evidenciando la distorsión que el capitalismo introduce en el conocimiento científico y en especial...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Adolfo Naya*.— En estos pequeños apuntes, no pretendo hacer un análisis de los estilos musicales ni de quien realiza las canciones. Simplemente pretendo hacer ver, la importancia de la música en las protestas populares y su potencialidad como arma revolucionaria.

Hace poco pudimos ver en Puerto Rico, cuna del reggaeton con permiso de Panamá, como diversos artistas como Residente (Calle 13), Bad Bunny o Ricky Martin protestaban contra el gobernador corrupto Ricardo Rosselló y creaban nuevas canciones para expresar su ira y rabia, llamando a la revuelta popular.

https://www.youtube.com/watch?v=7Ia84oaEHnI

La creación artística y más concretamente la música es un arma muy importante en la movilización popular, ya que al tratarse de un lenguaje universal, es capaz de superar todas las barreras que el poder impone y llegar a las masas desde una forma directa. Podemos pensar en todas esas canciones que desde la “Internacional” a la “Warszawianka” en sus diferentes versiones, recorrieron el mundo entero en las protestas, luchas y revoluciones populares y que como el “Bella Ciao” sigue resonado en las protestas de los chalecos amarillos en Francia y en casi todas las movilizaciones sociales de medio mundo.

Pero la música también puede servir como indicador de la importancia de la protesta y su impacto en la sociedad. Unos versos de la canción popular mexicana “La martiniana” dicen:

No me llores, no, no me llores, no
Porque si lloras yo peno
En cambio si tú me cantas
Yo siempre vivo, yo nunca muero

Así las canciones pueden mantener vivas a las personas, pero también las ideas y la lucha que en su momento inmortalizaron otros.

En el caso de los chalecos amarillos es importante ver la rapidez (igual que en Puerto Rico) con la que diversos músicos crearon canciones tomando posición con la lucha popular y que representan un arma de lucha, que incita a rebelarse y que ayuda a transformar las condiciones subjetivas.

Si hacemos una búsqueda rápida por el Youtube podremos encontrar cientos de canciones con miles de visitas sobre los chalecos amarillos y contra las políticas del Presidente Macron, una de estas canciones tiene más de 23 millones de visitas. Se trata de un tema de Kopp Johnson, publicado el 23 de noviembre de 2018, un día antes del II acto de las protestas.

https://www.youtube.com/watch?v=9i3alzuVFXo

Además de las nuevas creaciones musicales, se rescataron canciones que ya fueron suporte de luchas populares en Francia como “On lâche rien” (No nos rendiremos) del grupo francés HK & Les saltimbanks o canciones internacionales de lucha como “El pueblo unido” de Quilapayún o el himno contra el fascismo de “Bella Ciao”, con alguna versión como “Macron Ciao”. Aprovecho este artículo para reclamar la libertad de todos los chalecos amarillos que están en prisión y especialmente para el camarada Théo El Ghozzi, un preso político maoísta que “ama la música y odia al fascismo”.

https://www.youtube.com/watch?v=czXaiH5F_Ec

Debido al potencial revolucionario de la música, no es casual que el poder burgués persiga a músicos y los encarcele como pasó en el Perú en los 80 y 90 con artistas de folclore y de rock subterraneo, o como pasa en la India con grupos como Kabir Kala Manch, en Turquía con el “Grup Yorum”, en el Estado Español con “Pablo Hasel” o “Valtonyc” y en tantos otros Estados “democráticos” burgueses donde los músicos sufren la censura y la represión. Sin olvidar el asesinato cobarde y brutal de Víctor Jara a manos de los esbirros del genocida Pinochet.

Para todos ellos quiero mostrarles mi agradecimiento por dejar un legado revolucionario que nos ayude a destruir el sistema capitalista y construir un nuevo mundo rojo del proletariado.

———-

*Antropólogo social y activista, es un activo miembro del Comité Galego de Apoio a Guerra Popular na India.

Fuente: Dazibao Rojo

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: