Rusia ha desplegado sistemas de guerra electrónica cerca de la frontera siria con los territorios palestinos ocupados, señaló The National Interest, indicando que estos sistemas ponen fuera de servicio los dispositivos GPS, lo cual impide el sobrevuelo del territorio sirio por parte de los aviones israelíes.

Los aviones israelíes ya no osan penetrar en el espacio aéreo sirio debido también a la presencia de los S-300 sirios y los S-400 rusos de la base de Tartús. Los últimos ataques israelíes contra Siria fueron lanzados desde el mar o desde el espacio aéreo libanés.

Estas medidas afectan también a los aviones sigilosos de 5ª generación F-35 estadounidenses que vuelan sobre territorio sirio. La publicación afirma que Rusia decidió poner en marcha estos sistemas de guerra electrónica después de que EEUU desplegó sus aviones sigilosos F-35 y F-22 en bases de Qatar y los Emiratos Árabes Unidos.

La publicación añade que las perturbaciones provienen de la base aérea rusa de Hamaimim, donde estos sistemas de guerra electrónica son usados también contra los drones de los terroristas que atacan la base con regularidad.

Rusia busca también bloquear en el Golfo Pérsico los sistemas de los aviones estadounidenses que pudieran participar en un hipotético ataque contra Irán, señalan algunas agencias.

A finales de junio, medios estadounidenses, que citaban información de la Federación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas (IATA), señalaron que varios aviones habían perdido el contacto con su GPS cuando volaban sobre el Aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.