Bakú, Azerbaiyán.- El Movimiento de Países No Alineados es el segundo organismo más grande del mundo, después de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) es un importante foro de concertación política conformado por 120 países miembros que tienen el objetivo de alzar la voz en nombre de los intereses y prioridades de naciones en vías de desarrollo de varios continentes. Su principal objetivo es establecer una alianza de Estados independientes e instaurar una corriente neutral y de no alineamiento con la política internacional de las grandes potencias.

Al momento de su fundación, en 1961, el MNOAL pretendía ir contracorriente de las dos potencias mundiales que dominaban durante la Guerra Fría: Estados Unidos y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Desde la I Cumbre en Belgrado, en 1961, el papel fundamental del MNOAL es el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacional. Por ello, este Movimiento tiene un estilo de administración no jerárquico, rotativo y participativo que le permite a todos los Estados miembros (sin diferencia ni discriminación) involucrarse en la toma de decisiones globales de la política mundial.

El MNOAL ha demostrado su capacidad para adaptarse a los cambios en el entorno internacional y adaptar los principios de no alineados nacida durante la Guerra Fría para buscar aliviar la pobreza e impulsar el desarrollo económico y el desarme nuclear a los requerimientos del siglo XXI. Sin embargo, algunas iniciativas como la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y la lucha contra políticas neoliberales se han hecho pocos avances.

Conferencia de Bandung sentó las bases del MNOAL

El Movimiento tiene un estilo de administración no jerárquico, rotativo y participativo que garantiza que todos los Estados miembros se involucren en la toma de decisiones globales de la política mundial. Estas decisiones son adoptadas por consenso con fin de fortalecer la solidaridad y la unidad del MNOAL.

El consenso apunta al respeto a los diferentes puntos de vistas hacia un mismo tema y, si bien significa acuerdo por parte de una mayoría, no exige ni implica unanimidad. Si un país está en desacuerdo, este está en libertad de decir su porqué.

Existen cinco tipos de reuniones que este movimiento celebra

1.- Reuniones de alto nivel

2.- Conferencias de Jefes de Estado o de Gobierno (Cumbre): se celebran cada tres años, siguiendo la rotación geográfica.

3.- Conferencias Ministeriales: se celebran entre las cumbres, también siguiendo el principio de la rotación geográfica.

4.- Reuniones Ministeriales del Buró de Coordinación: se celebran meses antes de una cumbre para concertar posiciones para esta. Se realizan en el país donde se celebra la Cumbre y que ocupará la Presidencia del Movimiento.

5.- Reuniones Ministeriales en Nueva York: se celebran anualmente durante el Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Hay otras reuniones de alto nivel como: reuniones ministeriales extraordinarias, reuniones del Comité Ministerial de Metodología, reuniones del Comité Ministerial Permanente sobre Cooperación Económica, reuniones ministeriales sobre varios aspectos de la cooperación internacional, reuniones ministeriales sobre información, entre otras, sobre temas específicos de interés para los países no alineados.

Principios fundamentales

  • Respeto por los derechos fundamentales del hombre y para los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas.
  • Respeto de la soberanía y la integridad territorial de todas las naciones.
  • Reconocimiento de la igualdad de todas las razas y de todas las naciones, grandes y pequeñas.
  • Abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos de otros países.
  • Respeto al derecho de toda nación a defenderse por sí sola o en colaboración con otros Estados, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
  • Abstención de participar en acuerdos de defensa colectiva con vista a favorecer los intereses particulares de una de las grandes potencias.
  • Abstención de actos o de amenaza de agresión y del uso de la fuerza en los cotejos de la integridad territorial o de independencia política de cualquier país. Abstención por parte de cualquier país de ejercitar presión sobre otros países.
  • Composición de todas las vertientes internacionales con medios pacíficos, como tratados, conciliaciones, arbitraje o composición judicial, así como también con otros medios pacíficos, según la libre selección de las partes en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
  • Promoción del interés y de la cooperación recíproca.
  • Respeto por la justicia y las obligaciones internacionales.

El MNOAL tan grande y global como la ONU

Gracias a su gran número de participantes, el Movimiento de Países No Alineados es el segundo organismo más grande del mundo, después de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Actualmente, cuenta con 120 países miembros, 17 países observadores y 10 organizaciones observadoras.

El Movimiento está conformado por:

* 53 países de África

* 39 países de Asia

* 26 países de América Latina y El Caribe

* 2 países de Europa

El Movimiento reconoce tres categorías de participación, a saber:

Miembro pleno: quienes disfrutan de la plenitud de sus derechos y deberes en el Movimiento

Miembro observador: pueden participar solo en las deliberaciones del Movimiento que tengan carácter plenario y hacer uso de la palabra con autorización del Buró.

Miembro invitado: solo participan en las reuniones de alto nivel del Movimiento (en particular en las sesiones de apertura y clausura) si ha sido aprobado por el Buró de Coordinación.

En sus más de 50 años de existencia, el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) ha reunido a un creciente número de Estados y movimientos de liberación, los cuales, a pesar de su diversidad ideológica, política, económica, social y cultural, han aceptado los principios fundamentales y objetivos principales, y han expresado su disposición para cumplirlos.

Históricamente, los países no alineados han demostrado su capacidad de sobreponerse a sus diferencias y encontrar puntos de acción común que conduzcan a la cooperación mutua y a la defensa de sus valores compartidos. El verdadero espíritu de no alineación se caracteriza por la solidaridad existente entre los Estados miembros del Movimiento, lo que a su vez fortalece su unidad y cohesión.

Prensa Presidencial/Karla Cotoret

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.