El nuevo embajador de China en Canadá, Cong Peiwu, da una rueda de prensa en su despacho de la sede situada en Ottawa, 22 de noviembre de 2019.

China aconseja a Canadá que no siga el ejemplo de EE.UU. en respaldar las protestas en Hong Kong si no quiere que los lazos bilaterales se vean afectados.

El nuevo embajador de China en Canadá, Cong Peiwu, instó a Ottawa a que trazara su propia política exterior en cuanto a sus relaciones, ya de por sí muy malas, con Pekín, en lugar de seguir los dictados marcados desde EE.UU. de apoyar las manifestaciones en Hong Kong, según informó el viernes la agencia británica Reuters.

Canadá, inmerso en una disputa comercial y diplomática con China, ha expresado reiteradamente su preocupación por la seguridad de sus 300 000 ciudadanos en Hong Kong, afectado por cinco meses de manifestaciones masivas en defensa de más “democracia y autonomía” respecto a Pekín.

Ante esta oleada de protestas que en su mayoría son violentas, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el miércoles la denominada Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que supone un espaldarazo a las violentas manifestaciones en Hong Kong.

China previendo que Canadá pudiera seguir los pasos de EE.UU. y pusiera en marcha alguna ley similar a la aprobada por el Congreso estadounidense, se ha adelantado advirtiendo a Ottawa de que no tomara ninguna iniciativa en tal sentido, pues de lo contrario, la hipotética medida causaría “daños muy graves” a las relaciones entre ambas naciones.

“Si alguien aquí realmente trata de (…) tener este tipo de ley como en los Estados Unidos, sería una iniciativa peligrosa. Si algo así sucede, sin duda causará un daño muy grave en nuestra relación bilateral y eso no beneficia a Canadá”, señaló el diplomático chino en una conferencia de prensa celebrada en la embajada que fue recogida por el medio británico.

Durante la rueda de prensa, Cong volvió a reiterar la demanda de Pekín de que Canadá libere de inmediato a Meng Wanzhou, directora financiera de la empresa china Huawei, que está en libertad bajo fianza después de que la Policía canadiense la detuviera el pasado diciembre en Vancouver (suroeste de Canadá), a petición de Washington, por presunta violación de las sanciones de EE.UU. a Irán.

En cuanto a la seguridad de los miles de canadienses residentes en Hong Kong, el embajador chino dijo que, si Canadá quisiera proteger a sus ciudadanos, debería pedirles “a los manifestantes que detengan la violencia, de lo contrario, los canadienses que viven en Hong Kong, ¿cómo pueden estar a salvo?”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.