miércoles, abril 8, 2020

La Cumbre de la hipocresía.

Noticias populares

Contagio: el ‘paciente cero’ surgió de Estados Unidos.

Estados Unidos está enfrascado en una guerra abierta con China, que no es sólo comercial. La desestabilización de Hong...

Italia alza la bandera china y descuelga la de la Unión Europea.

La imagen está tomada en Italia a la entrada de un hotel, pero se repite en toda la península:...

Pentágono envía equipos de personal a los búnkeres de las montañas mientras los preparativos para la pandemia están en pleno apogeo.

El general de la Fuerza Aérea Terrence O’Shaughnessy encabeza el Comando Norte de los EE. UU., Así como el...

Miguel Alonso.— El inicio de la Cumbre del Clima 2019, trasladada a toda prisa a Madrid por la revuelta popular en Chile, es un ejemplo del ridículo que representa el discurso capitalista «salvacionista» cuando se hace mas evidente que la causa de la destrucción del planeta, de su bio-clima es producido por el modo de producción capitalista, hoy en fase imperialista. Un modo de producción depredador, destructor y básicamente anárquico, en el que el beneficio y la ganancia son el centro del mismo y no el planeta o sus habitantes.

El uso de energía fosiles, petróleo y carbón, propias de la revolución industrial y su sustitución por otras energías «limpias» no limpia al capitalismo, no reduce su impacto en el planeta y locura de consumo de millones de objetos inútiles por parte de una población alienada que busca en el consumo una fuente de placer. Eso claro está en los países imperialistas, en el tercer mundo convertidos en basureros electrónicos o simples terrenos a depredar de sus riquezas minerales.

Todos y todas, políticos y ONGs, los que participan en esa Cumbre, lo saben pero prefieren concientemente o por estupidez ignorarlo y dedicase a talleres gastronómicos, de textil o de juegos de manos, mientras difunden, de forma claramente clasista, que la proteína cárnica hay que subirla de precio, pues la ganadería contamina. Por cierto, que no oigo decir nada de las hormonas o antibióticos que les inyectan a las reses y de su efecto en los que la consumen.

Solo la Revolución Proletaria Mundial y el fin del Capitalismo, como modo de producción, pueden salvar el Planeta, es una evidente verdad, pero no lo harán los que difrutan del mismo, en una locura de huida hacia adelante, lo harán las masas desposeídas las masas oprimidas, el proletariado internacional pueden salvar el planeta y a la humanidad.

Fuente: Dazibao Rojo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: