La aviación rusa destruye un centenar de vehículos blindados turcos en el norte de Siria.

Noticias populares

Síndrome de Sherwood: la táctica de la Policía para justificar la represión

Pocas cosas dividen más a la población estos días que la condena o no a los actos vandálicos que...

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

A Erdogan la violación de los acuerdos con Moscú le está saliendo cara. Desde principios de la semana pasada, las tropas turcas y sus apéndices en el norte de Siria han perdido casi un centenar de vehículos blindados, destruidos por los ataques de la aviación rusa.

Turquía ha perdido al menos 23 tanques (incluidos 4 tanques Leopard alemanes), unos 50 vehículos blindados de transporte de tropas y vehículos blindados, 18 instalaciones de MLRS (lanzacohetes múltiples), más de 20 camiones militares y 2 almacenes con armas y municiones.

Los ataques de la aviación militar rusa se llevaron a cabo principalmente contra los mayores arsenales de material y, a menudo, los vehículos blindados fueron destruidos inmediatamente después de cruzar la frontera sirio-turca.

Las bajas entre los terroristas que ya han recibido tanques y vehículos blindados de transporte de tropas turcos no son menos impresionantes: han muerto unos 300 sicarios.

No obstante, Rusia mantiene abiertos los canales de comunicación con Ankara. Pero en cuanto el gobierno turco declara que no sabe nada del cruce ilegal de la frontera siria por sus soldados o mercenarios, comienzan los ataques de la aviación rusa contra columnas y convoyes.

Turquía responde de manera retórica, lo que indica al deterioro de sus relaciones con Moscú. De palabra amenaza a Rusia con una guerra “de proporciones increíbles”. En una entrevista con Zvezda, el embajador ruso en Turquía, Alexei Erjov, denuncia que los turcos hablan abiertamente de atacar a las tropas rusas y “erigir rascacielos con los cráneos de los militares rusos que mueran” (*).

Si Erdogan cree que esas declaraciones dirigidas a Rusia no tendrán consecuencias, está muy equivocado. Hasta ahora, Ankara no le ha creado ningún problema a Rusia. Sin embargo, cualquier acción de Turquía contra Rusia resultará inmediatamente en una respuesta masiva por parte de Rusia.

Hace muy pocas horas, el ejército sirio intentó infiltrarse en la mayor base militar de Estados Unidos en el este de Siria, la de Al-Tanf, y disparó contra las posiciones del Pentágono y sus secuaces yihadistas.

El ejército sirio entró en la zona de desescalada de 55 kilómetros y atacó a una milicia yihadista denominada “Comando Revolucionario” que, a su vez, contraatacó, logrando expulsar a los soldados sirios de la zona de desescalada y matando a varios de ellos”, según la cuenta de Twitter del referido “Comando Revolucionario”.

Otras fuentes no lanzan mensajes tan felices y, aunque confirman el ataque, dicen que no ha cesado y que el ejército regular también se ha lanzado al asalto de esa región de Siria.

(*) En las provincias del antiguo Imperio Otomano que se sublevaban se alzaban torres, paredes y edificios con los cráneos de los ejecutados, lo que servía de advertencia para prevenir futuros levantamientos. En la imagen uno de ellos en Cele-Kula, en Serbia.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: