miércoles, octubre 21, 2020
Enlace externo

¡Tu lucha decide! Dirección revolucionaria contra la hoja de ruta del capital.

Noticias populares

EEUU involucra a Panamá en su conflicto contra China

El pasado 17 de agosto los gobiernos de Panamá y Estados Unidos firmaron un memorándum de entendimiento para promover...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

“Cuando el sabio señala la luna, el necio mira el dedo”.

Así dice el antiguo proverbio chino (parece que en este campo también tienen lecciones que dar), que trasladado al actual momento histórico de la lucha de clases se podría recitar, “cuando el capital destapa su crisis al pueblo le señalan el virus”. Y es que desde el discurso hegemónico, insisten en asignarnos al pueblo trabajador el papel de eterno necio.

Saturando todos los canales de información (TV, redes sociales, radio, internet, whatsapp masivos…), sitúan un debate superficial sobre la gestión de la crisis sanitaria, en el que socialdemocracia gobernante y oposición reaccionaria se tiran los trastos en el Congreso (o Teatro) de los diputados, coincidiendo ambos en ocultar la responsabilidad de la lógica capitalista que se impone en cada una de las medidas y gestión de esta crisis. Cualquiera de los dos modelos están sometidos a los dictados del capital y sus dirigentes, lo que venimos denominando bloque oligárquico-burgués, y mientras este bloque de poder siga intacto (monarquía-poder oligárquico-aristocracia-parasitismo-corrupción-iglesia-ejército) no hay una salida favorable para el pueblo trabajador.

¿Qué medidas ha tomado el gobierno Sánchez-Iglesias para debilitar a este bloque oligárquico-burgués y levantar un nuevo proyecto para el pueblo trabajador? Ninguna… Las estéticas medidas sociales adoptadas, son una ínfima parte del programa de rescate de los más de 200.000 millones de €, que además, el escaso combustible que le queda al capitalismo español, y los dictados de la austeridad del imperialismo de la Unión Europea, obligarán a eliminar al cabo de unos meses.

La gestión socialdemócrata no puede resolver los problemas del pueblo, su función es impedir la necesaria organización obrera y popular, y darle un tiempo precioso al capital español para recomponerse con su programa de fondo: trasvase de más dinero de las rentas de trabajo hacia el capital (bajo cualquier tipo de medida que vaya en este sentido), estado policial y represivo, y ataque a los derechos históricos y conquistas.

Ante esto gritamos bien alto: ¡Tu lucha decide!, ¡solo el pueblo organizado salva al pueblo! A reforzar todas las estructuras obreras y populares, democráticas y asamblearias. Debemos defender nuestros derechos agrupándonos allá donde se dan los problemas. Los barrios populares soportan una enorme presión por falta de ingresos para alimentos y necesidades básicas, así como asistencia social, por numerosos problemas,  hacinamiento en pequeños espacios, etc., debemos construir la organización de la unidad popular en los barrios, en oposición a la militarización de las calles y la represión gestionada por el actual gobierno.

Desde los centros de trabajo hemos comprobado que solo mediante la unidad de los y las trabajadoras, y la denuncia de las distintas problemáticas (ausencia de EPIs, mayor explotación, incumplimientos de la patronal, sanciones,…) se consiguen resolver los problemas. Recientemente, los y las riders o la plantilla de Telepizza en Zaragoza, así como los miles de trabajadores y trabajadoras que se han movilizado exigiendo condiciones de salud en el trabajo en toda España, han mostrado el camino hacia la unidad obrera y popular frente al abuso del capital. Debemos avanzar en la creación de asambleas en los centros de trabajo, que evitando la represión patronal y de los gobiernos, analicen los problemas y elaboren una serie de puntos y reivindicaciones con los problemas que venimos sufriendo hace años y que se han agravado ante esta crisis.

Este tipo de momentos históricos son los que definen la diferencia entre reforma o revolución, es cuando se necesita más que nunca de la acción e intervención de vanguardia en la lucha política, en la intervención en los barrios, los centros de trabajo, sindicatos, asociaciones…, con una posición clara hacia la organización del pueblo con independencia respecto a cualquier gobierno del capital (ya sea socialdemócrata o liberal). Para ello es de una importancia vital la existencia de un partido de la clase obrera organizado, que tenga claras las premisas mencionadas anteriormente y actúe a la ofensiva en todo el territorio estatal acompañando y guiando al pueblo trabajador enfrentado a ese bloque oligárquico-burgués y a quienes lo sostienen, convirtiendo en acción política toda la experiencia histórica de la lucha obrera, aplicada al contexto actual, para construir una sociedad que rompa con el capitalismo, al servicio de las necesidades de la mayoría social. El PCPE se reivindica como organización que está dispuesta a jugar ese papel que tan necesario es hoy. Su militancia estará a la altura, al pie del cañón, en los barrios y en los tajos, señalando el camino con gran insistencia, trabajo y honestidad.

Es la hora de marcar la línea que separa al capital y al trabajo, y las y los comunistas estaremos a la altura.

Solo el pueblo organizado salva al pueblo. ¡Todo para la clase obrera!

Francisco Valverde

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: