Granada y el despliegue militar de EE.UU. en el Caribe

Noticias populares

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Por Jorge Luna

La Habana, 23 oct (Prensa Latina) Las reiteradas amenazas de agresión de Estados Unidos contra Venezuela recuerdan la invasión militar ‘Furia Urgente’ a la diminuta isla caribeña de Granada, hace 37 años. Aquella fue considerada entonces como la mayor acción bélica desde la guerra de Vietnam (1955-1975).

Casi cuatro décadas después, el Comando Sur de Estados Unidos realiza un extraordinario despliegue de tropas, barcos y aviones en el Caribe que pone en riesgo no solo la estabilidad del gobierno venezolano, sino toda la región caribeña, declarada como ‘Zona de Paz’ por sus gobernantes en 2014.

Las actuales acciones de la administración de Donald Trump son similares a las del presidente Ronald Reagan, obsesionado con el proceso revolucionario de Granada.

Ambos emplearon pretextos y ‘falsas noticias’, como el eventual uso militar de un aeropuerto internacional, la presunta lucha contra el narcotráfico o el rescate de ciudadanos estadounidenses supuestamente en peligro.

Esas políticas incluyen sostenidas campañas mediáticas para desprestigiar a las autoridades, medidas de freno al desarrollo económico, acciones terroristas y el intento de asesinato de sus líderes.

En junio de 1980, una poderosa bomba estalló bajo el escenario donde hablaba el popular líder granadiense Maurice Bishop, provocando la muerte de dos niñas y decenas de heridos.

Tras el estallido, Bishop denunció el acto terrorista y reafirmó: ‘Estamos contra la explotación de nuestros recursos en beneficio de una minoría de corporaciones transnacionales y sus aliados. …Esta Revolución tiene espacio para todos los patriotas que están dispuestos a poner fin a la explotación. Por eso nuestro país está bajo ataque’, agregó.

Antes y después de Granada, militares de Estados Unidos intervinieron en decenas de países latinoamericanos al amparo de la llamada Doctrina Monroe -actualizada como su Doctrina de Seguridad Nacional-, la cual es rechazada en la región por atentar directamente contra su soberanía e independencia.

En el caso de Granada, más de ocho mil efectivos norteamericanos ocuparon la isla de unos 100 mil habitantes, por aire, mar y tierra el 25 de octubre de 1983, seis días después del asesinato de Bishop y de algunos de sus colaboradores por una facción divisionista del Ejército local.

Bishop (1944-1983) había encabezado en 1979 el derrocamiento del régimen represivo de Eric Gairy, sostenido por Washington.

El propio Bishop denunció varias veces que Estados Unidos preparaba una agresión a la isla e, incluso, que la había ensayado en secreto en la isla puertorriqueña de Vieques, bajo el nombre ‘Plan Pirámide’, que consistía en campañas de desprestigio en los medios regionales e internacionales.

Además, incluía la aplicación de medidas de desestabilización económica y un conjunto de operaciones encubiertas para eliminar físicamente a los líderes granadienses.

Aparte del ensayo en Vieques, se realizó, enmarcado en los ejercicios estadounidenses ‘Ocean Venture 81’, un complot denominado ‘Ámbar y las Ambarinas’, en alusión a Granada y sus islotes adyacentes (Carriacou y Petit Martinique).

El guión de esas maniobras indicaba falsamente que la pequeña isla caribeña, considerada por turistas internacionales como un espacio paradisíaco de paz, exportaba el terrorismo y permitió el secuestro de algunos ciudadanos estadounidenses.

Antes, Bishop reveló conspiraciones en Estados Unidos para contratar a mercenarios en ataques armados contra su gobierno, uno de ellos, denominado ‘Mañana’, por el nombre de una de las lanchas en que viajarían los atacantes desde islas vecinas, quedó frustrado por discrepancias financieras.

De hecho, desde el primer mes del triunfo popular, la Casa Blanca ponderó aplicarle un riguroso bloqueo naval a Granada, pero por razones tácticas pospuso la agresiva medida.

Estudiosos del proceso granadiense coinciden en señalar la repetición, hasta hoy, de los mismos métodos subversivos empleados ahora contra gobiernos populares como el de Venezuela y alertan que a ello se suman secretas operaciones militares en países vecinos.

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: