El rol y la responsabilidad de la Izquierda palestina

Con elecciones a la vista, el ministro israelí de asuntos militares, Benny Gantz, autoriza la legalización de 1700 viviendas ilegales en la Cisjordania ocupada.

Noticias populares

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Isak A. W.Como todos los pueblos de nuestro planeta, el pueblo de palestina nunca dejó descansar su brazo de la lucha, desde siglos, por la liberación de su patria primero del yugo otomano, más tarde de la ocupación inglesa y la lucha actual contra la invasión colonialista, sionista- imperialista y su ejecutor armado, el genocida “Estado de Israel”. Este “Estado” fue creado e instalado en palestina para satisfacer necesidades del sistema capitalista internacional, en su etapa de contienda y lucha contra la Unión Soviética y contra el comunismo, Y no para solucionar la llamada “causa judía” como pretendía el movimiento sionista. Esta “causa” nació, objetivamente, en Europa por condiciones materiales sociales determinadas del nivel del desarrollo socio-económico en estas naciones europeas y, subjetivamente, por la dinámica y mecanismo interno de la ideología sionista judía-cristiana en Europa, que refleja perfectamente la crisis de la democracia burguesa europea. La solución de esta “causa” según Karl Marx, consiste en la reintegración de los judíos en las sociedades donde conviven, es decir, desmantelar y eliminar el “Gueto” judío , garantizar plena igualdad y sin ningún tipo o forma de discriminación o explotación , porque cada “Gueto” es un pequeño “Israel ” o un “estado” dentro del estado materno con consecuencia enorme para ambos.

Antes de la ilegal forzada creación e instalación del estado de “Israel”, como un “Gueto” de nuevo tipo, en Palestina; en 1947, en base a una injusta y criminal resolución de las Naciones Unidas, el pueblo palestino libró una lucha histórica para liberarse del colonialismo Británico, y al mismo tiempo luchaba contra la invasión del movimiento sionista internacional, coordinada con el imperialismo Inglés y los demás imperialistas a nivel internacional. Como se sabe, el pueblo palestino y su movimiento de liberación nacional no lograron sus objetivos, no por falta de voluntad y empeño si no , por ser “traicionados” por dirigentes y líderes feudales-burgueses del movimiento (1915-1948) que “confiaron” en las promesas falsas de los ingleses y los lacayos gobiernos Árabes bajo su dominio y por la actual Derecha palestina que desgastó y sacrificó los logros y conquistas del pueblo palestino, con la firma de los Acuerdos de Oslo, que establecieron una cooperación y coordinación de seguridad con las fuerzas fascistas de ocupación, causando un golpe duro y profundo a la resistencia armada y lucha popular en los territorios ocupados.

La cuestión del liderazgo clasista de la lucha del pueblo palestino, es uno de los temas más serios e importantes que preocupa a las masas populares, especialmente a los desplazados y exiliados, porque el futuro de la lucha no se determina con los esfuerzos y sacrificios del pueblo, si no también de la calidad revolucionaria y patriótica del liderazgo del movimiento de liberación nacional y popular, de su empeño de seguir la lucha hasta el final, que es la liberación de toda palestina del sionismo y desmantelar su estado e ideología de nuestra patria, es la única manera que tiene para poder lograr el retorno de los más de seis millones palestinos a sus hogares y sus tierras de donde fueron expatriados y desplazados, y al mismo tiempo liberar a las masas judías atrapadas en las redes del sionismo y su ideología fascista, racista, reaccionaria y colonialista, es en el fondo restaurar la historia y la verdad. Esta es la tarea urgente y el deber histórico de la Izquierda revolucionaria marxista-leninista especialmente del Frente Popular para la Liberación de Palestina.

Estos grandes objetivos revolucionarios son posibles de realizar si se logra el cambio radical del actual rumbo político e ideológico dominante del movimiento de liberación nacional palestino y a su vez “liberarlo” de la hegemonía de la derecha burguesa y de sus fracasados programas. Los acuerdos de Oslo no cayeron del cielo ni vinieron del vacío, son el resultado inevitable de un proceso histórico de desviaciones del eje central de la estrategia de liberación nacional. La derecha palestina y con ellos algunos elementos autodenominados de “izquierda”, que conciliadoramente violaron la ley de la correlación de fuerzas, buscando una solución pacífica y negociada del conflicto palestino-sionista (Israelí) en el marco de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 242 y 338, que exigen la retirada de las fuerzas de ocupación “Israelíes” de los territorios ocupados en la guerra de junio 1967 incluyendo Cisjordania , la franja de Gaza y Jerusalén; olvidan los señores de esta opción , que fue siempre rechazada categóricamente por el Frente Popular para la Liberación de Palestina, que la correlación de fuerzas necesaria para “obligar al estado sionista de Israel a retirar sus tropas de ocupación de los territorios palestinos y aceptar la creación de un estado palestino independiente y soberano”, es la misma correlación de fuerzas que necesita el pueblo palestino y su movimiento popular para iniciar la liberación de estos territorios ocupados. Así la permanencia de estas fuerzas políticas en su mundo, no real, de ilusiones, obstaculizó la lucha por la liberación y llevó el movimiento de liberación nacional a una crisis programática y estructural, y a un callejón sin salida.

Los representantes de la derecha palestina especialmente del movimiento Al Fatah, abandonaron el programa político de liberación nacional de toda palestina, y reconocieron al Estado de “Israel” en casi el 80% del territorio nacional palestino, abriendo y asfaltando el camino, para que la reacción árabe, gobiernos y personalidades, lo transite oficialmente y normalice sus relaciones con el estado colonialista invasor de “Israel”. Así la actuación inmoral de los funcionarios y representantes de la autoridad palestina, que al “criticar” a los gobiernos árabes reaccionarios y lacayos del imperialismo y calificarlos de “traidores”, los pone al mismo nivel de estos al practicar y seguir el mismo proceso y política que ellos mantienen desde décadas con el estado sionista colonialista, “Israel”, más bien el proceso de reconocer a “Israel” y normalizar las relaciones con él es la opción histórica del capital rentista petrolero, de la burguesía compradora y burocrática que forman y dominan los gobiernos reaccionarios árabes, representantes del neocolonialismo y la desunión de la nación árabe.

Así queda claro que el bloque histórico obrero-campesino, en alianza con la pequeña Burguesía y otros afectados por la ocupación y el colonialismo sionista, tienen que asumir la responsabilidad de desarrollar todas las formas de lucha incluyendo la armada, porque las fuerzas políticas de este bloque guiadas por el pensamiento marxista-leninista, son las únicas capaces de llevar las luchas a la victoria final, a la liberación de la patria del colonialismo sionista imperialista, desmantelar al estado sionista invasor y construir una palestina verdaderamente democrática y de hombres y tierras libres .

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: